Vecinos por Torrelodones deja sin ejecutar casi el 25 % del presupuesto 2018

0

En el Pleno extraordinario celebrado el pasado jueves se ha puesto de manifiesto el grave déficit de gestión y la improvisada política económica de Vecinos que han provocado que se hayan dejado sin invertir 6,7 millones de euros de las cuentas de 2018; denuncian los socialistas locales. Para ellos, el último Pleno «ha sido un clarísimo ejercicio de propaganda electoral del equipo de gobierno», a quienes acusan de «tergiversar las cifras para que los ciudadanos tengan la percepción de que nuestro Ayuntamiento va a invertir una millonada en las próximas semanas. Nada más lejos de la realidad».

«Las cifras confirman que la manera de presupuestar de Vecinos pasa factura, el año pasado el Ayuntamiento tuvo un sobrante de 14 millones de euros, la mitad del presupuesto, lo que supone que muchas necesidades de nuestro pueblo siguen sin cubrirse», aseguran.

El pleno extraordinario en el que, sólo con la mayoría absoluta de Vecinos, se ha dado luz verde al superávit del Ayuntamiento, «ha sido un clarísimo ejercicio de propaganda electoral del equipo de gobierno», expresan desde el PSOE. «Primero por no hacer el proyecto de presupuestos para este año y segundo por tergiversar las cifras para que los ciudadanos tengan la percepción de que nuestro Ayuntamiento va a invertir una millonada en las próximas semanas. Nada más lejos de la realidad», explica la portavoz socialista, Elena Repullo. «No se van a invertir 3 millones de euros ni mucho menos, en el documento que aprobaron Vecinos en solitario se contempla algo menos de 600.000 euros en pequeñas obras, el resto es dinero destinado al gasto ordinario y al mantenimiento mínimo que nuestro pueblo necesita urgentemente», añade.

 

Esclavos del superávit

«Las dos legislaturas de Vecinos se cierran con unas cifras casi escandalosas», opinan desde el PSOE. Los documentos contables reflejan que el Ayuntamiento tuvo el año pasado un resultado positivo de 14 millones de euros, casi la mitad del presupuesto. Una vez deducidas las obligaciones contraídas resulta un remanente de 6,7 millones: «es decir, que Vecinos le pidió a los ciudadanos casi 28 millones en impuestos y fueron incapaces de ejecutar casi una cuarta parte. Parece que Vecinos quiere tener superávit por tenerlo, pero en realidad es un síntoma de déficit de gestión».

«Frente a los argumentos del equipo de gobierno, que gestiona rayando la cicatería, hay que dejar claro una administración no es una empresa ni una casa particular», continúan. «A un Ayuntamiento no le tienen ni que faltar recursos ni dejar de invertirlos, una administración pide a los ciudadanos una cantidad de dinero a través de los impuestos  para invertirla, no para que duerma plácidamente en las cuentas municipales».

«Un Ayuntamiento no tiene accionistas a los que repartir dividendos, si acaso los accionistas somos todos los ciudadanos que entregamos todos los años parte de nuestros recursos para que se atiendan nuestras necesidades», afirma Elena Repullo.

 

Un gobierno sin proyecto

«A lo largo de la legislatura los socialistas hemos señalado muchas veces que Vecinos carece de proyecto y que gobiernan a salto de mata. Por ejemplo, en la revista municipal de enero el señor concejal de Hacienda dejó escrito que “el presupuesto de 2019 es el resultado de prorrogar los del pasado año. Las próximas elecciones municipales son la razón principal de esta prórroga, especialmente si tenemos presente que la convocatoria de dichas elecciones debe en la primera semana de abril; con lo que el mandato del equipo de gobierno cuenta con muy poco tiempo para ejecutar nuevos proyectos. Por otra parte, han llegado a término, o se encuentran en ejecución, todas las inversiones importantes previstas para el mandato 2015- 2019 incluidas en el programa de gobierno».

A este respecto, la portavoz Elena Repullo considera que la aprobación de los expedientes aprobados en el pleno del 28 de febrero no va a ser efectiva. «¿Alguien se cree que van a tener redactados los pliegos y licitados los concursos para, por ejemplo, ampliar el parque de Torrefórum, trasladar la central de alarmas de la Policía o las escaleras en los pasillos verdes del Área Homogénea Sur antes de entrar en funciones. Lo que está claro es que hay otra manera de gestionar los recursos públicos sin que, por ejemplo, dejemos en el cajón 6,7 millones, un 25% del presupuesto municipal sin invertir», expresó.

Print Friendly, PDF & Email

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...