Acusan a concejala de Desarrollo Local de Vecinos por Torrelodones de perjudicar a los empresarios

3

ecotorre-suspendido«Sentimos comunicaros la suspensión de la VII Edición de Ecotorre, por motivos ajenos a la organización», manifestaron el martes 27 por la tarde los organizadores de “EcoTorre”, el Mercadillo Ecológico que se venía desarrollando cada primer domingo de mes, y cuya siguiente edición estaba prevista para el 1 de noviembre 2015.

«Sin embargo, a cuatro días del evento y cuando algo más de veinte empresarios locales han adquirido sus productos perecederos –la mayor parte de ellos- para vender en el mercado, la concejala de Desarrollo Local, ha decidido unilateralmente suspenderlo, sin considerar el perjuicio económico que ha ocasionado con su decisión a estos empresarios», expresaron hoy desde el Partido Popular. Tras consultar con fuentes de la asociación organizadora del evento, dicho partido atribuye la suspensión «a discrepancias personales entre la propia concejala y uno de los organizadores de “Ecotorre”». Desde el Partido Popular afirman que pedirán «explicaciones a la concejala por su decisión», al tiempo que se muestran “sorprendidos” de que las «disputas personales de la concejala de Vecinos por Torrelodones prevalezcan sobre el interés general del comercio local».

También desde el partido local Confluencia Ciudadana han alzado la voz para defender los intereses de los empresarios involucrados, criticando la actitud de la concejala responsable y al partido del gobierno, al que acusan de «despotismo, caciquismo y utilizar su mayoría absoluta para convertir nuestro pueblo en su cortijo». El escrito de Confluencia Ciudadana manifestando su opinión sobre el asunto, se titula “Respeto”, y se reproduce íntegramente a continuación:

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, el significado de la palabra RESPETO es “miramiento, consideración, deferencia”; pero no todo el mundo conoce la verdadera acepción de esta palabra y en ocasiones, la confunden con obediencia y acatamiento, sin discusión ni diálogo, por parte del otro. Si añadimos a ese desconocimiento la situación de poder y capacidad de acción de la persona desconocedora del término, nos encontramos con la definición de otros sustantivos menos deseables como TIRANÍA, DESPOTISMO, DICTADURA, CACIQUISMO, TOTALITARISMO.
El comportamiento de la señora concejala de Desarrollo Local y Fiestas del partido Vecinos por Torrelodones nos sirve como ejemplo para ilustrar esta reflexión.
Nos referimos a la suspensión y cambio de fecha, de forma unilateral y repentina, del próximo Mercadillo Ecológico, Ecotorre, que se celebra con éxito cada primer domingo de mes.
Según la información documentada de que disponemos, el argumento definitivo que esgrime para tomar una decisión tan drástica, se remite a una “falta de respeto” por parte del señor Javier Moral, creador y organizador del mercadillo, y que hasta la fecha ha logrado, no solo la asistencia de comerciantes que ofrecen productos de calidad, sino, además, la afluencia masiva de público.
Esta imperdonable “falta de respeto” que tanto ha molestado a la concejala se debe a que, a tan solo unos días de la celebración de este mercadillo, cuando ya todo estaba organizado por el señor Moral y publicado convenientemente en todos los medios, la señora García comunica al organizador un cambio de fecha repentino, dando lugar a una protesta más que legítima por parte del señor Moral que tan solo trata de defender su trabajo y el de todas las personas implicadas en el evento.

Lo que doña Paula García Manzano considera “falta de respeto” es lo que cualquier otra persona definiría como “crítica al trabajo mal hecho, a la improvisación y al desprecio a la tarea de otros”, porque desde que esta persona asumió la concejalía, todo han sido trabas, problemas y falta de colaboración con un evento que, hasta ahora, funcionaba correctamente.

El señor Javier Moral, en mensaje privado dirigido a la persona de la empresa contratada por el Ayuntamiento para la logística de eventos, se quejó de la ineficacia de la señora concejala, de su actitud caciquil y su empeño en hacer lo que le da la gana; quejas éstas más que justificadas por la actitud arrogante de la concejala que, a pesar de presumir de ser una persona abierta al diálogo y con deseos de escuchar, como titula su entrevista en la revista VIVETORRE, es evidente que tan solo desea escuchar aquello que le es propicio, y desprecia cualquier crítica o comentario adverso. Con la gravedad de que, abusando de su poder, decide suspender el evento sin tener en cuenta el esfuerzo realizado por otros para que éste tenga lugar y el perjuicio que causa a los veinte comerciantes afectados que ya habían comprado su mercancía.

No es de recibo que una persona que ocupa un cargo de servicio público, tome decisiones de alcance impulsada tan solo por una percepción personal, por su incapacidad de asumir las críticas que pueda recibir por su actuación, y que deberían ayudarle a hacer mejor su trabajo.
No obstante, y como podemos leer en el correo enviado por la concejala, sospechamos que, probablemente, detrás de todo esto esté la intención de desprenderse de personas ajenas, apropiarse del trabajo de otros y arrogarse el éxito del mercadillo ecológico, ya que ella misma manifiesta su intención de que sea el Ayuntamiento quien lo gestione directamente, como ha quedado patente en posteriores mensajes enviados a los participantes en los que se les comunica que, de ahora en adelante, será el Ayuntamiento quien gestione el mercadillo y nombran organizador a la persona de la empresa contratada para la logística, quitándose de encima a quien lo creó e impulsó.

Aceptar las críticas supone un acto de humildad y grandeza que no todo el mundo posee. Porque el “respeto” es otra cosa. Y sobre todo, la “falta de respeto” es algo muy diferente.

Aconsejamos vivamente a los señores de Vecinos por Torrelodones que echen un vistazo al diccionario para que no confundan los términos, porque quizá la frase que mejor les acomode sea la de “campar por sus respetos”, cuya definición es “obrar a su antojo, sin miramientos a la consideración debida a otra persona”, lo que viene a ser “hacer lo que les da la gana”. O sea, despotismo, caciquismo y utilizar su mayoría absoluta para convertir nuestro pueblo en su cortijo. Y ya que andamos con el diccionario, no estaría mal que lo abrieran también por la letra D, de DECENCIA.

3 Comentarios

  1. Quien no piense como ellos, quien tenga la osadía de llevarles la contraria, quien se atreva a contradecirles , quien saque a la luz pública alguna de sus patrañas, quien no vote a Vecinos le pasará lo que vemos cada día con estos políticos de vergüenza . Pero el pueblo debe aprender por haber votado sin leer.

  2. Carriles bici, subidas Ibi,pintadas en paso de cebras,anulación eventos, etc…¿Que será lo siguiente “Carmena”?
    Pues si y todavía actúan como si la mayoría conseguida en las pasadas elecc.munic. les hubiese otorgado “patente de corso” para hacer, deshacer e incumplir con la voluntad de los votantes, cuándo solamente han conseguido captar apenas la voluntad de una tercera parte de los posibles votos ( cuando alguien se abstiene es porque tampoco les da su voto, ni a ellos ni al resto ,para que les represente) y en su caso no se dan cuenta todavía( donde estarán sus asesores de marca)que deben gobernar para todos, ¡han conseguido la mayoria!, pues gobiernen para todos y en beneficio de todos, dejando al margen ahora el mirarse el ombligo y la autocomplacencia y tengan uds “elevación de mira” , primero para lo general, lo público, lo que más afecte a la mayoría y cumplido ese pequeño trámite que no es fácil ni en tiempo ni esfuerzo a lo mejor les va quedando tiempo y dinero para otros menesteres.

  3. VxT no es un proyecto político sino un proyecto económico y de promoción personal. Nos esperan cuatro años en los que los concejales y amigos de VxT tratarán de sacar rédito al poder conseguido.

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...