Cinco Ironman en cinco días: Carlos Llano de Torrelodones enfrenta otro reto imposible

2

Carlos Llano de Torrelodones enfrenta un nuevo desafíoCarlos Llano, que recibió el premio al Mejor Deportista Masculino en la XIX Gala del Deporte de Torrelodones, nos vuelve a sorprender con un reto que parece imposible. Además, lo enfrentará con un objetivo solidario.

 

Lo entrevistamos al terminar uno de sus duros entrenamientos en la piscina del Polideportivo Municipal y le pedimos que nos cuente qué es aquello de “5 Ironman en 5 días” del  “EPIC5 Challenge” del que va a participar.

 

Modesto y bastante tímido, prefirió que no le hiciésemos fotos en la piscina “me da vergüenza por la gente”, dijo. Carlos está sonriente, hasta el momento en que ve que le apuntan con la cámara. Se pone incómodo y demuda el semblante. ¡Tuvimos que distraerlo para poder fotografiarlo sonriendo! Cuando enfundamos la cámara, se relajó y volvió a sonreír, para contarnos el nuevo reto que lo tiene entusiasmado.

 

Carlos llano, es ya muy reconocido por sus hazañas deportivas. Hace unos meses, publicábamos que nuestro vecino fue el único europeo en finalizar la durísima prueba de “Ultraman Canadá 2011”. Antes, ya había realizado las pruebas físicas más extremas, como el Marathón des Sables (250 km corriendo por el desierto del Sahara) o el el Atacama Crossing -considerada la carrera de autosuficiencia más dura del mundo.

 

Ahora enfrenta un reto reservado sólo a cinco deportistas en todo el mundo, el Epic5 Challenge. Tiene que realizar 5 “Ironman” durante 5 días seguidos, en 5 islas de Hawaii.

 

¿Qué es un “Ironman”?, le preguntamos: “es una prueba que consiste en realizar 3,8 kilómetros nadando, 180 en bicicleta y 42 kilómetros (una “marathón”) corriendo”. En este caso, la prueba -durísima de por sí- tiene la dificultad añadida del “cansancio acumulado”, ya que esa prueba la deberá repetir durante cinco días seguidos, saltando de isla en isla. Al finalizarla, habrá nadado 19 kilómetros, pedaleado 900 y corrido 210.

 

La prueba no es para cualquiera, la organización de este desafío establece que sólo cinco atletas podrán participar. “Nos seleccionaron por curriculum”, comentó este torresano de 28 años.

 

Esta vez su esfuerzo tendrá también un objetivo solidario: a través de la página DeportistasSolidarios.org, ha vinculado su reto a una ONG. “Elegí el proyecto de unos sacerdotes de Valencia que recaudan fondos para unos niños huérfanos de Burkina Faso”, nos contó. “Son niños que sus padres han muerto de sida y en su mayoría también padecen la enfermedad”, explicó. Cuando haya vuelto de Hawaii, los visitará.

 

Inmediatamente quiso poner en claro que “el 100% de lo recaudado será para los niños”. Hay deportistas que destinan una buena parte de su recaudación para financiarse, y el resto para los fines solidarios. En este caso no es así.

 

En esa web, es necesario poner un “objetivo” de dinero a alcanzar para el proyecto. Carlos fue muy modesto, sólo puso 600 euros. “Es que prefiero pasarme, a no cumplir el objetivo”, eso me sugirieron los de Deportistas Solidarios. Lleva ya recaudados casi el 60% del objetivo fijado, pero puede recaudar el 200% o mucho más.

Desde estas líneas, nos tomamos la libertad de publicar el enlace donde se puede hacer una donación al proyecto elegido por él, por si alguno de los lectores quiere sumarse a su causa: http://deportistassolidarios.org/equiposretos/retos-individuales/item/103-epic-5-for-burkina-faso.html, ya hemos visto en el listado de aportaciones, a bastante gente de Torrelodones.

 

¿Cómo haces para pagar esos viajes que seguramente no serán baratos?, le preguntamos.

 

“Es un pastón”, dijo. Pero inmediatamente añadió que tiene algunos “trucos”. A través de la entidad bancaria donde trabaja -Carlos ha estudiado Administración y Dirección de Empresas- consigue muchos puntos de Iberia, con lo cual, algunos billetes de avión los consigue gratis. “A Chile fui gratis, y a Hawaii y Los Ángeles, seguramente iré gratis también”. Pero el “pilar fundamental” para financiar sus costosas actividades (viajes, estancias, equipo…) es que “trabajo y vivo en casa de mis padres”, confesó.

 

Carlos está buscando nuevas fuentes de ingresos, y ya tiene pensados dos proyectos empresariales que está estudiando emprender. Uno e ellos, se trata de montar una tienda especialidazada en los deportes que él practica. La gente que sale a correr, puede conseguir unas zapatillas adecuadas en Decathlon o Décimas, pero las que su ritmo de entrenamiento y actividad le exigen, sólo las venden en tiendas muy especializadas. Solamente hay una en Madrid.

 

Carlos tiene un hermano y una hermana, ambos mayores que él. Su padre y su hermana le acompañarán a Hawaii como “equipo de asistencia”, nos contó. Trabajan mucho en el equipo, nos dijo “tienen que pasar 12 ó 13 horas en el coche, pero nos lo pasamos bien. En Canadá nos lo pasamos fenomenal”.

 

¿Y el viaje de ellos, cómo se paga?, quisimos saber. “Se lo pagan ellos”, nos contó.

 

¿Hace mucho que vives en Torrelodones? “¡De toda la vida! He ido al colegio Los Ángeles y al Instituto”.

 

A Carlos le gustaba jugar al fútbol -de hecho, fundó junto con Sergio el Club de Fútbol Sala de Torrelodones- pero en una oportunidad se rompió el cruzado y los meniscos. Para “quedar bien”, tenía que realizar un grán esfuerzo. Comenzó a correr en la cinta, y se entusiasmó. Luego vino la San Silvestre… luego la maratón, y a partir de ahí, fue a más… vino el Marathón des Sables, etc.

 

Una vez, le pusieron una multa de 120 euros cuando estaba corriendo en Torrelodones. Es una anécdota que el prefiere que no comentemos, pues afecta a un cuerpo de seguridad y solo ha sido un hecho aislado. Quizás el agente se levantó ese día con mal pie. Fue hace dos años “estaba corriendo con mi música a las cinco de la tarde”, cuando al cruzar el puente que une el pueblo y la colonia, un coche patrulla se pone a su altura y le dice el agente: “¿No sabes que no se puede correr sin reflectantes? El se quitó los cascos para oírle, pero continuó corriendo. A toda velocidad, el coche dio la vuelta “en prohibida por la calle del Día” y le pidió el DNI, que no lo llevaba con su equipación. Le pidieron sus datos y como al mes le llegaron dos multas: 60 euros por correr sin reflectantes y otros 60 por correr en la “vía de servicio”. “¡Eran las 5 de la tarde y estaba cruzando el puente!“, se ríe. “Llevo años corriendo, y nadie lleva reflectantes de día”, nos comentó.

 

¿Tienes novia? “Si, desde hace un montón de años, y de momento me aguanta y no me pone excesivas pegas. Como ya me conoció haciendo lo que hago…”. Es posible que ella también vaya a Hawaii, siempre y cuando consiga que en su trabajo le den vacaciones, nos comenta.

 

El Epic5 Challege será del 24 al 28 de octubre próximos. Estaremos pendientes y dando fuerza a Carlos.

 

Ha sido un placer conocer un poco más sobre este gran deportista de Torrelodones, que además es solidario. Sin dudas, irá dejando bien en alto el nombre de España y de nuestro pueblo, allá donde vaya.

 

2 Comentarios

  1. Gracias, Carlos, por todo lo que haces por el proyecto WEND BE NE DO en Burkina Faso (www.wendbenedo.es)
    Una cosa: ¿cómo que “sacerdotes de Valencia”? Son grupos de apoyo en Valencia, pero el único cura que hay soy yo, y murciano. Nada, no pasa nada, tú a correr y a nadar, que cuando se me cure el esguince te adelantaré por la izquierda. Abrazos.

Dejar respuesta