SARCU: Cuando ya no te queda ni fe, aún te queda la Iglesia

0

D. Gabriel María García Serrano, Párroco de San Ignacio de Loyola (Torrelodones), es uno de los voluntarios del SARCU, un magnífico servicio de la Archidiócesis de Madrid.

El titular puede parecer una incongruencia, pero no lo es. Hay ocasiones en que la noche te alcanza, y en las turbulentas tinieblas de la desesperación, no atinas siquiera a aferrarte a la fe (porque la has perdido, nunca la has tenido, o simplemente estás aturdido); pero la Iglesia sigue abierta en Madrid, aún de madrugada.

Nos puede pasar a cualquiera. Atrapados en un dolor, o embotados por la soledad más estridente, podemos desorientarnos y encallar como un cetáceo aturdido; hasta dejarnos morir varados en la playa, si nadie lo remedia. Para estas y otras emergencias está el SARCU (Servicio de Asistencia Religiosa Católica Urgente).

La Iglesia de Madrid está disponible 24/7 con numerosos servicios. Pero es a través del SARCU, que aún en las noches más oscuras, nos puede orientar para no encallar, e incluso empujarnos hacia la libertad de las aguas abiertas, si estamos varados y sin fuerzas para luchar contra la marea.

Aunque lleva años funcionando, hemos descubierto la existencia de el SARCU gracias a una entrevista que recientemente le realizaron a D. Gabriel María García Serrano, párroco de San Ignacio (Torrelodones) en la COPE; y nos ha parecido un servicio tan extraordinario y necesario, que hemos querido compartirlo; por si alguien está exhausto, nadando contra corriente; o simplemente quiere que un ser querido se despida confortado con la extrema unción a horas intempestivas.

Don Gabriel, a quien aprovechamos a felicitar porque —si no estamos equivocados, hoy o en estos días—, cumple 20 años de su ordenación sacerdotal; es uno los primeros sacerdotes que se sumó al SARCU tras su creación.

En la entrevista de COPE, D. Gabriel comenta: «He recibido llamadas de suicidio, pero el que te llama y te dice que se va a quitar la vida, es que realmente no se la quiere quitar, sino que quiere encontrar una palabra de esperanza para su situación».

El SARCU (Servicio de Asistencia Religiosa Católica Urgente) surge por iniciativa del cardenal Carlos Osoro tras una sugerencia del Papa Francisco, quien le comentó cómo funcionaba un servicio similar en Argentina, del que él mismo ha sido voluntario.

Este servicio de la Archidiócesis de Madrid funciona durante la noche (de 22.00 a 7.00) todos los días del año, desde el día de San Isidro de 2017. Actualmente, por la pandemia, ha ampliado su horario de 22 a 8 horas.

Con una llamada, el servicio proporciona un sacerdote para atender a casos urgentes: moribundos, situaciones de peligro vital físico o psicológico, grandes accidentes o catástrofes, violaciones de los derechos humanos que requieren una rápida actuación, etc. También ante situaciones de dolor, angustia, dificultad, etc. en la que la persona necesita ser escuchada y acompañada.

Además, el SARCU está preparado para en caso de una urgencia masiva, activar a todos los sacerdotes colaboradores (actualmente 44) a cualquier hora del día o de la noche.

¿Cómo funciona el SARCU en estos momentos?

  • Llame al 913 717 717 de 22:00 a 8:00 horas.
  • Le atenderá directamente un sacerdote. Explíquele la situación y él cogerá todos los datos precisos para intervenir.
  • El sacerdote le volverá a llamar para comprobar que no se trata de una broma o de algo malintencionado.
Print Friendly, PDF & Email

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...