Vandalismo contra el transporte público una “diversión” de graves consecuencias

4

Autobús de Torrelodones atacado por vándalos que terminó con una pasajera ingresada graveA raíz del lamentable episodio de vandalismo contra un autobús urbano de Torrelodones, en el que una pasajera de la Línea 1 de Julián de Castro resultó gravemente herida al recibir una pedrada lanzada contra el autobús al pasar por la Av. de la Dehesa, quisimos conocer más a fondo el problema.

Para ello nos pusimos en contacto con D. Julián de Castro Sanz, Consejero Delegado de Autocares Julián de Castro, S.A. y con D. J. Dionisio González, Director Técnico del Consorcio de Transportes de Madrid.

Julián de Castro nos informó que el del viernes, no fue el único suceso en Av. de la Dehesa esta semana. Anteayer, el día de la nevada, también hubo ataques con piedras contra coches de Autobuses Larrea, al pasar por la Av. de la Dehesa a la altura del Instituto y los colegios.

A raíz de los incidentes, el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Torrelodones para pedir que se tomen cartas en el asunto, por lo que el Concejal de Seguridad ha visitado a los directores del Instituto Diego Velázquez y de los colegios que se encuentran en la misma zona.

En este caso, no se llega a romper la luna interior (son dobles para un aislamiento térmico y además cumplen una función antivandálica)No es que tiran una piedra y rompen la luna con la mala fortuna de acertar a un pasajero, sino que “tiran muchas, es un bombardeo”. Los autobuses vuelven con las abolladuras en la chapa, además de con las lunas rotas.

Julián de Castro lamentó que en “un pueblo con cultura de transporte urbano, como es Torrelodones, tengamos que llevar los viajeros a Puerta de Hierro”.

Estos hechos no son privativos de Torrelodones, ocurren también en otros municipios. De hecho, en Colmenarejo ha habido situaciones similares. Recientemente, en ese municipio, un operativo de Guardia Civil con agentes de paisano logró detener a los jóvenes vándalos. Aunque no es fácil cogerles, “todos hacen lo que pueden y estos actos no quedan impunes”, comentó Julián de Castro. Al margen de la responsabilidad penal, “la responsabilidad civil la pagan los padres”, añadió.

Además, el directivo aludió al problema que se genera en todos los casos para los pasajeros, aunque no haya heridos. Cuando se rompe la luna de un autobús, éste tiene que retornar a su base, no continúa el recorrido, por lo que si a la una de la mañana ocurre un caso de estos, los pasajeros quedan sin servicio, hasta que sale otro autobús.

Una luna rota por pedradas. En este caso, tampoco se rompió la luna interior.Los coches llevan un sistema de comunicación satelital “y tenemos que reportar al CITRAM, las nevadas, averías y cualquier otra incidencia. Tenemos personal las 24 horas en los ordenadores. El coche reporta a la central y la central al Consorcio Regional de Transportes, que conoce prácticamente en tiempo real todas las incidencias”, explicó Julián de Castro.

Cuando se llega a un nivel muy alto de vandalismo, los conductores no quieren salir, pero “aún no hemos llegado a ese punto”, aclaró el empresario.

“Cuando encargamos lunas nuevas, nos preguntan si han reventado por un cambio de temperatura. No pueden creerlo cuando les decimos que es por pedradas”, comentó De Castro.

Por su parte, D. J. Dionisio González, Director Técnico del Consorcio de Transportes de Madrid, expresó que “este tipo de incidentes que, afortunadamente suelen ser puntuales, requieren, en primer lugar, de una respuesta inmediata y efectiva de las fuerzas de seguridad y las consecuentes acciones legales”.

Desde el Consorcio consideran que “se trata de un atentado contra cualquiera de nosotros que, más allá de las implicaciones económicas para el Consorcio de Transportes y la empresa (secundarias siempre en estos casos), perturban nuestra libertad de movimiento individual y el clima de convivencia agradable por el que todos estamos trabajando”.

“Evidentemente, la solución pasa a medio plazo también por una adecuada educación y concienciación de los más jóvenes, desde las primeras etapas de su formación”, considera el Director Técnico del Consorcio.

Otro problema de graves consecuencias –en este caso económicas- son las pintadas. Aunque este asunto no fue tratado por el Director Técnico, hemos tenido información de la suma millonaria gastada por el Consorcio Regional de Transportes a causa de esta práctica. Desde luego, también debe evitarse y reprimirse esta práctica, aunque lógicamente, no guarda relación en cuanto a las posibles consecuencias para la integridad de las personas, con lo que puede ser arrojar piedras a un medio de transporte.

Para finalizar, queremos aclarar que al indicar la “zona” donde se han producido los incidentes, hemos citado al Instituto “Diego Velázquez”, por ser el más representativo y conocido por su antigüedad y número de alumnos, pero bajo ningún punto de vista queremos significar que la autoría de los hechos vandálicos corresponda a alumnos del Instituto.  Sobre la Av. de la Dehesa hay otros colegios, y además, es un área muy concurrida por jóvenes que no necesariamente pertenecen a los mismos.

4 Comentarios

  1. Enhorabuena por el artículo. Es un paso para tomar conciencia de conductas delictivas que ponen en riesgo la integridad física de las personas, en este caso de los usuarios de los medios públicos de transportes.

  2. Se veía venir. LLevo mucho tiempo observando y llamando la atención a “niñatos” en la zona en la que sucedió esto. Raro es que no haya pasado antes. Además en cuanto aparece la Guardia Civil o la Policia Municipal corren al campo y allí nadie les persigue. El problema es la falta de educación y respeto de muchos adolescentes-no de todos-.

  3. Vaya desde aquí mi agradecimiento por la agilidad y calidad de la información que este medio nos proporciona. Y aprovechamdo que sabe ir a las fuentes para ampliar y contrastar la información, PEDIRÍA A ESTA REDACCIÓN que confirmara si es cierto que los autobuses de J.de Castro (compañía que me parece de gran calidad, comparándola con otras del sector) ha retirado el sistema de radio interno que tenían. Lo he escuchado en uno de los autobuses interurbanos en los que fuí a Madrid hace escasos días. Este era un medio que daba calidad y seguridad al servicio.

  4. Muchas gracias a ti ALFONSO Fotógrafo, por tu amabilidad, por leernos, y muy especialmente, por participar.

    Hemos trasladado tu consulta a Julián de Castro, y su respuesta es la siguiente:

    “En absoluto. Justamente por ese medio es por el que nos enteramos en tiempo real de todas las incidencias, tanto nosotros como el CITRAM…”.

    “Otra cosa es que hace años se retiraron las radio emisoras Motorola, pero eso es otra historia, amén de que ya se prohibieron, no por el Consorcio precisamente, sino por el propio Código de Circulación. Un saludo”.

    La respuesta anterior nos la ha enviado la compañía con copia al Consorcio Regional de Transportes.

    Te reiteramos nuestro agradecimiento por tu participación, que siempre favorece el debate constructivo.

    Recibe un afectuoso saludo,

    Torrelodones.info

Deja un comentario