Torrelodones y Galapagar solicitarán ser declarados “zona catastrófica” por Filomena

0

Los Ayuntamientos de Torrelodones y Galapagar han anunciado a través de los respectivos medios municipales que solicitarán la declaración de sus municipios como “zona catastrófica” por los efectos de la borrasca Filomena.

El Ayuntamiento de Torrelodones informó que ya se encuentra realizando «una evaluación preliminar de los daños, aunque habrá que esperar a que finalicen todas las tareas de recuperación de la normalidad para alcanzar a cuantificar la magnitud del impacto».

El Ayuntamiento de Torrelodones tiene previsto solicitar al Gobierno central la declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil para el municipio de Torrelodones.

Por su parte, el Ayuntamiento de Galapagar, que hoy ha bajado al nivel amarillo de su Plan de  Actuación para las Emergencias originadas por Inclemencias Invernales, asegura que la circulación y salida del municipio que dependen del Ayuntamiento ya son totalmente accesibles; y que durante el fin de semana se seguirá trabajando  para ampliar la accesibilidad en el resto del territorio municipal. Asimismo, la concejala de Seguridad Ciudadana de Galapagar ha convocado una vez  más al CECOP (Centro de Coordinación Operativa) para valorar el próximo martes el trabajo de esta  semana y coordinar los siguientes pasos para recuperar la total normalidad en el  municipio de la mejor manera posible. El alcalde de Galapagar, Alberto Gómez Martín, está preparando la  documentación necesaria para solicitar la declaración de zona catastrófica en el  municipio.

En cartas remitidas a la Dirección General de la Administración Local de la Comunidad de Madrid, a la Delegación del Gobierno y a la Federación de Municipios de Madrid, el alcalde de Torrelodones Alfredo García-Plata ha insistido en «lo inédito y furibundo del temporal vivido que, unido a las bajas temperaturas que se han mantenido durante todos los días posteriores, ha convertido a este en uno de los fenómenos más dañinos en más de un siglo en nuestro municipio».

«A pesar de haber incorporado un ingente número de recursos, tanto humanos como materiales, las tareas para devolver la movilidad primero y cierta normalidad después a nuestro pueblo están siendo arduas y con una evolución lenta, lo que está causando en nuestros vecinos todo tipo de problemas e inconvenientes», añade.

García-Plata continúa en su misiva: «Estamos luchando duro para garantizar que suministros de combustibles lleguen a zonas aisladas de Torrelodones, hemos realizado desplazamientos de urgencia a centros médicos que se convierten en verdaderas odiseas, hay negocios que no tienen posibilidad de abrir y que, cuando lo hacen, ven como los clientes apenas pueden llegar a ellos. Pérdidas de días de trabajo para nuestros empleados y autónomos».

«Y por supuesto, todos los desperfectos tanto en propiedades privadas como en viales públicos e instalaciones municipales que no se han podido empezar a cuantificar dado que muchos ni siquiera son aún visibles. No queremos hacer una previsión económica hasta no contar con todos los datos suficientes, ni en lo que respecta a los daños ni a las necesidades de dotarnos de medios extraordinarios. Nos parece que eso sería una irresponsabilidad por nuestra parte. No es nuestra intención hacer política con esto sino buscar lo mejor para nuestros vecinos».

El alcalde de Torrelodones afirma que «el dispositivo que hemos puesto en marcha supera ya los 80 personas dedicadas en agotadores turnos de trabajo a devolver cierta normalidad a Torrelodones. Hay trabajadores municipales doblando turnos de manera continua, ha habido contrataciones de cuadrillas externas de podas o de apoyo para las municipales, conductores de palas y retroexcavadoras, etc».

En cuanto a medios técnicos —afirma el Consistorio torresano—, «a los que ya contaba el Ayuntamiento (una quitanieves Unimog, dos quitanieves volquete, un 4×4 con quitanieves y 2 retroexcavadoras) ha habido que sumar por el momento otras 15 retroexcavadoras y palas de distinto tamaño, una ambulancia, una trituradora de restos vegetales, así como numeroso material como palas, picos, etc.».

El alcalde de Torrelodones —que tratará de recabar también el apoyo de los grupos de la oposición (aunque algún partido ya habían manifestado su intención en el mismo sentido)—, solicitará por todo ello la «declaración de zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil al Gobierno de España». Este reconocimiento, afirman desde el Ayuntamiento de Torrelodones, «aportaría compensaciones directas tanto a las arcas municipales como a los ciudadanos por pérdidas directas, así como líneas de subvenciones y avales para los vecinos afectados y para sus actividades económicas».

Print Friendly, PDF & Email

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...