Se celebró una conferencia sobre la Presa del Gasco y el Canal del Guadarrama en Torrelodones

0

Se ha celebrado una interesante conferencia sobre la Presa del Gasco y el Canal del Guadarrama, organizada por la Sociedad Caminera. Como es habitual, nuestro colaborador Fernando Villaverde Martín, realiza una crónica sobre el evento cultural. Por la cantidad de gente que acudió, resulta evidente que continúa el interés general en conocer estos asuntos relacionados con la historia y el patrimonio de Torrelodones.

 

Conferencia de Javier Calvo sobre la Presa del Gasco y el Canal del Guadarrama (crónica de Fernando Villaverde Martín):

«La última conferencia de los Camineros del Real del Manzanares, con el título de “Presa del Gasco y canal del Guadarrama Un sueño de la razón Ilustrada” fue impartida por el caminero, Javier Calvo Martínez, (licenciado en Historia por la UAM), en los primeros días de mayo, en la sala polivalente de la casa de Cultura de Torrelodones, con el aforo casi completo.

El ponente, que se apoyó en todo momento en fotografías y planos, empezó la conferencia haciendo un esquema y dividiéndola en varias partes, empezando por ubicar a la presa en su momento contexto histórico y explicando el motivo del colosal proyecto (Presa, canal de Guadarrama y canal hasta el Atlántico). Continuó hablando de la zona (Las Rozas y Torrelodones), y por último se centró en el proyecto de la Presa y todo lo que rodeaba a la misma.

Para el conferenciante este es el “proyecto de los Carlos”, se proyectó durante el reinado de Carlos III, se continuó durante el reinado de Carlos IV, lo proyectó Carlos Lemur, lo dirigió su hijo mayor también llamado Carlos y lo financió el Banco de San Carlos.

El Canal de Guadarrama se encuadra dentro de un proyecto que es el canal Atlántico, y era una unión de diferentes canales, desde Madrid hasta Sevilla y desde allí a Sanlúcar de Barrameda. En total 711 km de recorrido.

Por el canal —de un metro y medio de profundidad— circularían las gabarras, que son barcas de carga con el fondo plano, la tracción se haría por medio de animales (bueyes, mulas o caballos de tiro). Por eso, al lado de cada canal se construye el camino de Sirga (maroma o cuerda que tira de la barcaza).

La utilidad del Canal de Guadarrama consistiría en suministrar agua al Canal del Manzanares, que en ese momento ya estaba en construcción, a la altura del puente de Toledo. También se utilizaría para el provisión de piedras, ladrillo, leña y carbón vegetal. Solo se construyó el primer tramo de los tres previstos para el canal de Guadarrama: el primero de la presa del Gasco a Las Rozas; el segundo desde Las Rozas a Aravaca;y el tercero desde Aravaca hasta Madrid, al puente de Toledo, desde donde enlazaba con el Canal del Manzanares.

Carlos Lémur o Lemaur, Ingeniero militar francés, era brigadier (un escalafón superior a Coronel). Llegó a España 1750 con Fernando VI, colaboro en el canal de Castilla, diferentes carreteras y fortificaciones en la costa del Cantábrico, el paso de Despeñaperros. El proyecto lo presenta en 1785, y pocos meses después de que comenzaran las obras, fallece; y la dirección se la encomiendan a sus hijos. En 1786 las obras se empezaron por el canal y un año después comienza la construcción de la presa. Se pensaba que estaría acabado al cabo de 16 o 17 años.

Para comenzar la obra se necesitaba la masa obrera, por lo que primero se buscan trabajadores de la zona, de los pueblos cercanos (Torrelodones, Las Rozas, Galapagar, Villanueva del Pardillo, etc.) ofreciendo unos sueldos muy altos. Después se reclamaron trabajadores de otros lugares más alejados; y como esto no era suficiente, también se solicitó ayuda al ejército (Levas obligatorias, los quintos). A los vagabundos, la gente ociosa y personas sin oficio ni beneficio, se les detiene y se los manda al Ejército o a la Armada. Y por último, se traen a los presos condenados a trabajos forzados, quienes en algunos tramos tienen que trabajar encadenados. Se llegaron a juntar más de 2.000 personas entre trabajadores, vendedores ambulantes, prostitutas, vigilantes, etc.

Si se hubiera terminado en ese momento sería la presa más alta del mundo, con una altura de 93 metros; 72 metros de espesor en la base; y en la coronación 4 metros. La longitud 251 metros, y su capacidad hubiera sido de 22,5 millones de metros cúbicos de agua. Se llegó a construir hasta los 54 metros de altura. Se pensaban construir 17 esclusas para salvar los desniveles. La presa se compone de dos muros paralelos con unos muros trasversales creando celdillas que se rellenaban con arcilla, tierra, piedras y material aislante.

El 14 de mayo de 1799, una sucesión de lluvias torrenciales provocaron una filtración de agua en el interior de la presa, reventando el muro de aguas abajo. Se mandó una comisión para estudiar la catástrofe, y se dictamino que el proyecto era irrecuperable, limpiándose el cauce del río para que siguiera su trayectoria.

Afortunadamente no pudo terminarse la obra, porque hoy se ha comprobado que se habría producido un gran siniestro, porque no hubiera soportado la presión del agua y hubiera reventado llevándose por delate todo lo que hubiera pillado».

(Texto e imágenes: Fernando Villaverde Martín)

Print Friendly, PDF & Email

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...