Inseguridad: «Vivir en Torrelodones era un sueño que se ha convertido en pesadilla»

13

Taberna El Doblao, otra víctima de los robos en TorrelodonesLa Taberna El Doblao, el bar Naru, la inmobiliaria Lodonar, junto a muchos particulares y comercios, son las nuevas víctimas de la delincuencia que parece haber ido in crescendo hasta cotas nunca antes vistas en Torrelodones. Los vecinos del municipio se sienten desprotegidos e indignados ante la falta de respuesta de las autoridades municipales.

«Esto es lo más parecido a una ciudad sin Ley», considera Román, propietario de la Taberna El Doblao, que fue víctima de un importante robo este martes. «Esto se ha generalizado, hay diferentes bandas que han cogido a Torrelodones como un vedado suyo», afirma. En el caso de su restaurante, se ve «una técnica de países del este», diferente de la utilizada por otras bandas, que también están actuando aquí.

puerta-el-doblaoPara entrar a El Doblao destrozaron una puerta de madera con una “pata de cabra” y a continuación, hicieron trizas la centralita de la alarma, aprovechando los segundos de retardo que tiene antes de sonar. Al abrir la caja registradora, se emitió un ticket, por lo que saben que a las 2:58 h, estaban dentro.

Preparados para todo. Robaron el contenido de la caja fuerte que tenía el establecimiento, haciendo un agujero con una lanza térmica. No era una caja cualquiera, «era una caja fuerte de banco, de cajero de banco», apunta Román. «¡Como para encontrártelos… como para que aparezca alguien y les haga frente», señala un cliente y amigo del establecimiento.  «Vienen con botellas de ácido y de oxígeno y de todo… El que viene preparado así, viene preparado para todo», añade.

Varias horas de “trabajo” de un experto el interior del local. La lanza térmica es una herramienta que trabaja con temperaturas superiores a los 4.000 grados centígrados y debe ser manejada por un experto. Es necesario contar con grandes y pesadas botellas de oxígeno para su funcionamiento. Además requiere emplear mucho tiempo de preparación y de corte. Posiblemente estuvieron dentro del local unas 3 y media o 4 horas.

Román prefiere no decir el monto que robaron de la caja, para no tentar a otros. Pero asegura que —lógicamente— a partir de ahora, no dejarán «ni un duro» en el local. En este caso, buscaban dinero, pues además de llevarse lo de la caja fuerte, se llevaron hasta el bote que tenían los empleados (habían juntado unos 600 euros, según Marco, uno de los trabajadores). También forzaron y abrieron la máquina expendedora de tabaco y se llevaron todo su contenido. No ocurrió como en otros robos recientes (A Mesa Puesta, el Bar del Club de Fútbol, etc.) en los que se llevaron las máquinas.

Máquina de tabaco abierta para robar su contenidoLa Policía y la Guardia Civil tardaron alrededor de una hora en llegar. El dueño de El Doblao calcula que los ladrones estuvieron hasta cerca de las 7 de la mañana. «Es inadmisible que no lo vea nadie y que tarden en llegar cuando ya les avisan», comentan. «Nos tomamos 3 cafés en el Caricata esperando. Los chicos querían entrar y les dije “ni se os ocurra”, por si aún estaban dentro», recuerda Román.

«El Ayuntamiento tiene que hacer algo. No es posible que a 100 metros del Ayuntamiento, en el tiempo que están robando, no pase por aquí un coche de la Policía Municipal, que menos… A las 3 de la mañana con una puerta abierta y destrozada y no pase nadie, no puede ser», comenta el cliente.

La lentitud de respuesta fue también criticada hace unos días, tras el intento de robo al estanco de la Plaza.

«Están entrando en todos los establecimientos y en las casas particulares», afirma un cliente, y añade que «en la casa de la chinita, han robado también», en referencia a la propietaria del Bazar Oriental que se encuentra en la Avenida de Valladolid junto al Ayuntamiento, a quien robaron también esta semana en su domicilio particular. «Esto era un pueblo en el que hace unos años podías patear tranquilamente por la calle, saludar a uno, tomar una copa por la noche, cerraban los sitios y te ibas a tu coche tranquilito. Eso se ha terminado. Todo eso se acabó. Eso es lo que han conseguido en este pueblo», se indigna.

Inseguridad a todas horas. «La sensación de saber que que vives en un pueblo que a partir de determinada hora estás a la libre disposición del “h de p” que venga a amargarte la vida, esa sensación de inseguridad, yo no la recuerdo nunca aquí», comenta el mismo cliente.

«Ahora ya no es a determinada hora», interviene una empleada del local.  «Es a cualquier hora», asegura, y comenta otro caso de inseguridad, también de esta semana. «A Pedro el cerrajero lo llamaron para arreglar una puerta en esta misma calle, donde robaron a plena luz del día. Estaba solo en la casa el niño de 7 u 8 años, y menos mal que se encerró. La señora había salido un momento a hacer un recado al volver del trabajo, y el niño que ya había vuelto del colegio, se quedó un momento». Calcula que sería sobre las 5 de la tarde. «Al volver, minutos después, se encuentra con la puerta de entrada destrozada y el niño encerrado en la habitación. Eso me lo contó Pedro, que fue y le arregló la puerta», explicó la trabajadora.

Para reforzar la afirmación de que los robos son a cualquier hora y en cualquier lugar, recordó otro caso de hace un tiempo, cuando el mismo día robaron 3 pisos arriba de los soportales, donde está el Club Torre 72. «Uno era de Apa, la señora de la limpieza del Polideportivo, y también robaron a dos vecinas suyas. Eso es muy cerca del Ayuntamiento y fue por la mañana», recuerda.

Los vecinos se quejan de la falta de presencia policial. «¿Qué hacemos los que nos vinimos a vivir a Torrelodones con toda la ilusión hace 20 años? Era un sueño y ahora es una pesadilla, a todos los efectos». «Y vosotros sois unos afortunados, porque yo vivo en Peñascales y ahí no va un puñetero coche de la policía municipal en la vida», dice el cliente de El Doblao, que antes vivía junto al Bernabeu. «¿O es que yo no pago impuestos igual que tú? Tengo que pagar una seguridad privada para que vean que por lo menos alguien vigila. Si va la Policía es para llevarte una multa o algún documento», se queja con vehemencia

«La seguridad es primordial, no se puede recortar ahí. Si no tienes seguridad aquí…», consideró el dueño de El Doblao. «Se han empeñado en que esto no sea un pueblo», sentenció el vecino de Peñascales.

 

Así encontró su casa "V", tras el paso de los ladronesVivir con miedo. El martes también, una mujer que vive en el pueblo con su hija menor de edad se llevó un gran disgusto. “V” salió un rato breve (lo que dura una clase de gimnasia que toma) y al volver, encontró su casa (un piso bajo) hecha un desastre. Dejaron todo patas arriba y se llevaron todo lo de valor que pudieron (tablets, joyas, etc.). Aunque no se los encontró dentro, le dejaron un susto de muerte y una gran sensación de inseguridad, además del tremendo desorden que se aprecia en la fotografía. La foto que nos autorizó a publicar está escogida para que no puedan identificar quién es. Tiene miedo y está muy afectada. Cree que vigilaban sus movimientos, y por eso entraron en uno de los pocos ratos en que no está.

 

Roban a otro matrimonio mayor mientras descansaba. También esta fatídica semana, mientras un matrimonio de personas mayores descansaba a la hora de la siesta, fue víctima de un robo. Su vivienda es un chalet a pocos metros de la oficina de Correos. Oyeron unos ruidos, al parecer, provenientes de su cocina. Se levantaron y «gracias a Dios» los ladrones se dieron a la fuga, llevándose los objetos de valor que les había dado tiempo a coger.

Hace pocos días informábamos de un caso parecido, cuando un matrimonio de octogenarios fue despertado por encapuchados, durante la noche, en la colonia. Recientemente en otro municipio fue capturada una banda que posiblemente sea la misma que cometió ese robo.

 

Naru, en la calle Hermanos Velasco López, esquina con Juan Van HalenRoban en la terraza del Bar NARU Lounge. También esta semana hablamos con Laura, propietaria junto a su marido Luismi, de Naru, que está en la calle Hermanos Velasco López, esquina Juan Van Halen. El agradable local, cuya propiedad tiene incorporada una cómoda terraza, hace las delicias de la juventud, que tiene pocos lugares donde reunirse. En la noche del sábado al domingo, les robaron 10 sillas de la terraza. Estaban sujetas con una cadena delgada, y en otras cadenas hay marcas que denotan que también han estado intentando partirlas.

«Más que nada es el fastidio de intentar conseguir sillas iguales», se resigna Laura, madre de un bebé de seis meses.

Pero Laura también se queja de la falta de seguridad, y de que se dedique a la Policía Local a otras labores, descuidando la que es primordial.

Terraza de Naru, donde robaron 10 sillas

Los pocos locales nocturnos de Torrelodones se sienten presionados por el celo de las autoridades en obligarles a cumplir las ordenanzas a rajatabla y el miedo a las multas.

«Lo que no puede ser es que tengamos nosotros a las 3 de la mañana 6 municipales aquí en la esquina, porque si están aquí…», deja caer, dando a entender que si están vigilando que ellos cierren a la hora establecida, están descuidando el resto del pueblo. Se queja de que cuando ya han cerrado «desaparecen y da miedo, toda la calle a oscuras…».

Durante el verano se sienten especialmente presionados, tal es así, que junto a otro local, presentaron una instancia en el Ayuntamiento, diciendo «que había una presión que no era justo, que nos estaban desalojando fuera de hora». Se queja de haber tenido denuncias dentro de horario «la gente ve que han entrado los municipales y se marcha, y no vuelven. Así hemos estado todo el verano», se quejó.

Naru, donde robaron 10 sillas

«En Torrelodones no hay nada por la noche… se van a Pozuelo, a Aravaca, aquí no hay nada, se lo han cargado todo». Laura tiene miedo a las multas. «El otro día una chica sacó una guitarra y me daba miedo… estaban 4 chicos tan tranquilos cantando». «Ahora mismo me ponen una multa de 6 mil euros y echo el cierre y me quedo con la deuda, no podría hacer otra cosa», comenta. Todas estas cosas le vienen a la mente, cuando ve que como contrapartida, le roban y nadie ve nada.

 

Más casos

«A unos amigos antes de ayer por la noche, al lado del JH, viven en los duplex que dan justamente al otro lado, les robaron». Los dueños de casa no estaban. «Se han llevado tecnología, joyas … gracias a Dios ni al perro ni al gato les ha pasado nada», comenta Laura durante la charla.

También nos comentan que esta semana el bar Zeppelin de la colonia ha sido nuevamente víctima, y el lunes de la semana anterior la inmobiliaria Lodonar; y una peluquería y otras dos tiendas, pero aún no hemos podido hablar con ellos para confirmarlo y conocer detalles.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

13 Comentarios

  1. Ay sy yo fuera policia local en torrelodones iva a estar patrullando toda la noche asta encontrarlos…pero menos mal que soy cabo del ejercito lastima…

    • Con esas faltas de ortografía no se como has podido llegar a cabo del ejercito. Lastima que alguien que no sabe ni escribir fuera el que vigilara mi pueblo.

      • Cuando haya que redactar un informe si el fuera policia te llamábamos a ti,porque para perseguir y atrapar no hace falta pluma, puede que este cabo no tenga estudios pero a lo mejor es mas eficiente que algunos que entran por oposiciones y cuñita ¿Que sacas con hacer ver que tiene faltas de ortografía?¿Te sientes bien?¿eres perfecto?O eres un simplón mediocre que esconde sus complejos llamándole la atención a los demás

  2. on y sin robos Torrelodones sigue siendo un paraíso… al menos roban cuando no hay nadie en la mayoría de los casos… yo, por circunstancias, siendo de Torrelodones de toda la vida, me he tenido que trasladar a Alcalá de Henares, a la zona chunga, al lado del barrio del Lianchi, con todos los gitanos Mayas… aquí si da miedo a salir al barrio a la 1 de la madrugada y no por Torre, a darse con un canto en los dientes majos, pero sí que es una pena si, saludos.

  3. Hace un mes aproximadamente escribí al ayuntamiento para quejarme de varias cuestiones sobre Torrelodones, entre ellas la inseguridad y me contestaron con displicencia y autosuficiencia indicando que les aportara datos y visto su INTERES, no les he vuelto a contactar, su prepotencia ya me dice lo suficiente.

  4. Que pena que os deis cuenta ahora de lo que lleva pasando hace muchos años, y no es que sean ni rumanos ni ecuatorianos etc… hasta los mismos hilos de personas importantes y menos importantes nos roban Y NO PASA NADA….
    entonces viendo lo visto que los padres tienen que ir a buscar a sus hij@s menores porque han cometido un delito y ellos son los primeros que no se presentan con sus hijo a pedir disculpas que pretendemos??? echarle toda la culpa a la Policia Municipal?? que no dudo que en algunos momento no este, Pero es lo que hay según dicen Autoridades

  5. Muy buenas! Hay guardia civil en torrelodones? La inseguridad es latente, pero la falta de medios tambien. Aqui solo vale tener superhabit, pero no para emplearlo en seguridad. Nos dedicamos hacer aceras anchas, obras para parecer que hacemos algo cara a las elecciones y los culpables de los problemas del pueblo la policia local. Abramos los ojos señores!!

  6. Una solución obvia: Cámaras de vigilancia en las calles, como ha hecho Galapagar. Es un buen sistema disuasorio.

  7. El vivir en torrelodones es un desastre.
    se estan cargando cualquier cosa de ocio, en principio por el bien de los ciudadanos residentes del pueblo, pero se estan zumbando a todos los pequeños comercios, que al final son lo que da vida al pueblo.
    es una lastima estar en esta situacion

  8. Buenos dias,
    Acabamos de aterrizar en Torrelodones y un dia llevando a mi hija a la guarderia de las ardillas (7.30h) me rompieron el cristal del coche y me robaron el bolso. Menos de dos meses viviendo y ya me han robado el bolso. Parece que esta habiendo mucho robos,atracos y nadie hace nada. Por favor necesitamos mas ayuda policial y que nos hagan caso.

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...