jueves, 22 febrero 2024
InicioCulturaHistoria de Torrelodones: Tal día como hoy en 2004, se instaló un...

Historia de Torrelodones: Tal día como hoy en 2004, se instaló un original y sorprendente Belén en Torrelodones

Cursos gratuitos para mujeresspot_img

Tal día como hoy el 9 de diciembre de 2004 se instaló un original y sorprendente Belén en Torrelodones, se titula el interesante artículo sobre Historia de Torrelodones de Fernando Villaverde, que se publica a continuación. Según nos explica nuestro querido colaborador, «el belén que estuvo expuesto en la Casa de Cultura en las navidades de 2004-2005 tenía como curiosidad que en él, estaban reflejados gran parte de los edificios y monumentos de Torrelodones». 

«Ahora que se está acercando la Navidad, una tradición muy arraigada en todo el territorio nacional es la colocación del Belén. Cada año vemos diferentes montajes del Nacimiento del Niño Jesús con las figuritas principales del misterio La Virgen María, San José, el Niño Jesús, la mula y el buey; así como pastores, pescadores, lavanderas, y un sinfín de diferentes imágenes que representan los más variados oficios. Y sin olvidarnos del Ángel que anuncia el nacimiento del Niño Jesús a los pastores; o Herodes y su castillo.

Los Ayuntamientos cada año se esmeran más en su colocación, los comercios y los vecinos en sus casas también disfrutan de su montaje.

El Ayuntamiento de Torrelodones, este año, como en años anteriores, ha instalado el tradicional belén en los soportales del edificio de Urbanismo.

Hoy queremos recordar un belén que brillo en todo su esplendor hace casi 20 años. Nos referimos al belén que fue instalado en la Casa de Cultura de Torrelodones en las navidades de (2004-2005)».

Historia de Torrelodones

Tal día como hoy el 9 de diciembre de 2004 se instaló un original y sorprendente Belén en Torrelodones

El Belén, cuyo autor fue el experto belenista don Pablo Martínez Palomero, se instaló en la Casa de Cultura y se pudo visitar durante las navidades del 2004 hasta el día 7 de enero del año 2005

Origen del primer Belén

La costumbre cristiana de montar el tradicional nacimiento, sobre todo en casas particulares, se remota en la primera mitad del siglo XIII.

La primera vez que se instaló un Belén fue en tiempos de San Francisco de Asís, concretamente a el año 1223.

En esa fecha, San Francisco ofició una misa en el pueblo italiano de Greccio. Esa Eucaristía fue muy especial; se celebró en plena naturaleza y por la noche; presidiendo esta misa se encontraba una imagen del Niño Jesús, y como cuna, el Santo se sirvió de una hendidura natural en la roca. Acompañaban al Recién Nacido un buey y una mula.

Allí acudió todo el pueblo, en solemne procesión, llevando velas y antorchas. Durante la celebración, San Francisco cantó con voz emocionada el Evangelio del Nacimiento de Cristo.

El Santo de Asís tuvo que pedir autorización al Papa Honorio III para poder instalar el Belén. Las gentes del pueblo quedaron tan impresionadas con el acto, que hicieron que esta costumbre se propagara por otros pueblos y ciudades, y desde entonces es tradicional poner un Belén en cada hogar en estas entrañables fechas.

 

El Belén de Torrelodones

La instalación corrió a cargo del Ayuntamiento de Torrelodones por medio de su Concejalía de Cultura, y gracias a la desinteresada colaboración de su autor, D. Pablo Martínez Palomero.

Este Belén, se puede enmarcar dentro de la tradición belenista. En él está representado el pueblo, sus figuritas (pastores, lavanderas), su portal de Belén con el Nacimiento del Niño Jesús, su castillo de Herodes, sus Reyes Magos, etc. Todo esto en principio es normal, lo extraordinario, lo característico de este Belén, consistió en que la mayor parte de los edificios que conformaban ese nacimiento, e incluso el propio portal eran reproducciones de edificios, monumentos, fuentes, y lugares típicos, todos ellos reconocibles, de Torrelodones.

Características del Belén de Torrelodones

El material que se empleó para su fabricación consistía en chapas de corcho tradicional, madera, plástico; y en su mayor parte por corcho blanco, empleado en los embalajes.

El portal del el Niño Jesús representaba el Atrio de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, con sus columnas y bancos de piedra; por detrás y en lo alto se podía ver la Atalaya de Torrelodones, como si fuera el castillo de Herodes. También estuvieron representados los últimos monumentos inaugurados en esas fechas, e incluso la fuente del Dedo Gordo.

La relación de algunos de los edificios que se incluyen en el Belén son:

La Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, la Fuente del Caño, la Fuente del Dedo Gordo, el Monumento a la familia en la Plaza de la Constitución, (hoy trasladado a la entrada del edificio de Servicios sociales), la Atalaya de Torrelodones, el Parque J.H., el Mojón de las Cinco Leguas, el Deposito del agua y fuente de 1945, entre otros.

Autor del Belén

El autor fue D. Pablo Martínez Palomero, que contaba 85 años. Persona muy modesta que amablemente nos contó detalles muy interesantes sobre el Belén, de sus inicios en el arte belenista, de su profesión de periodista, así como de su amor por el pueblo y la Historia de Torrelodones.

La construcción del Belén fue laboriosa. Poco a poco, en su casa de Madrid, fue dando forma a los edificios. Una vez finalizado lo montó en tres días durante la primera semana de diciembre, incluido el puente de la Inmaculada. Así, el Belén fue inaugurado el día 9 de diciembre y continuó expuesto para que pudieran visitarlo todos los vecinos hasta el día 7 de enero de 2005.

Don Pablo, durante una temporada presidió una asociación de belenistas. Su afición por los belenes empezó con 35 años, y el primer belén se lo hizo a su hija. Desde entonces construyo innumerables belenes. También fue autor de un libro sobre el tema: “El Belén, historia, tradición y actualidad”, publicado en la editorial Aureola Comunicación, en 1992.

A continuación transcribo el documento que nos facilitó su autor, Don Pablo Martínez Palomero, que consiste en una guía para descubrir esos monumentos, lugares típicos y rincones de nuestro querido pueblo que se encuentran diseminados en el citado Belén.

“GUÍA PARA CAMINAR POR EL NACIMIENTO

En una noche de primavera sin sueño, se me ocurrió la idea de montar un Belén como todos los años, pero en lugar de poblarlo con las típicas casitas de estilo popular, reproducir en corcho, madera y plástico, las construcciones más emblemáticas del querido Torrelodones. Movido por esta idea, no meditada, me dirigí a la Concejalía de Cultura de nuestro pueblo querido y expuse mi idea, y ante mi asombro, convinimos que esto era posible.

Es suficiente una simple mirada al Nacimiento para comprobar que las construcciones están burdamente reproducidas. No son una maqueta, sino unas simples casitas de nacimiento, acaso irreconocibles para los más, y por ello, y a instancia de la Concejal, sea conveniente explicar un tanto lo que son cada uno de los componentes del Nacimiento expuesto.

PRIMER TÉRMINO, el más cercano al espectador.

Se pueden contemplar dos construcciones básicas. A mano derecha del que lo ve, hay un palomar, como firma del autor del Belén, que coincide con su apellido y sirve de firma a todos los trabajos belenistas que realiza.

A mano izquierda se encuentra la Anunciación del Nacimiento del Niño Jesús a los pastores, que coincide con una de mis pasadas profesiones, pues los pastores fueron los primeros llamados a dar la noticia del acontecer, misión periodística primordial.

En la parte central se puede ver una huerta, con espantapájaros incluido para ahuyentar a las aves que en ella quieren posarse y encontrar su alimento, y también se puede adivinar una charca para dar motivo a colocar la clásica lavandera.

A mano derecha, se ha querido representar esa encina centenaria que luce su magnífica fronda en el camino que va a Los Peñascales.

SEGUNDO TÉRMINO

En lugar destacado y en el centro del Nacimiento, se contempla el precioso templo del pueblo lleno de historia y maravilla de construcción.

A su vera las dos fuentes emblemáticas, la del Caño y la del Dedo Gordo.

En un extremo, se puede ver el Monumento a la Familia, recientemente erigido, que se encuentra en la peña que sirvió de templete de música en tiempo no muy lejano.

A mano derecha, el bosque de El Pardo con los ciervos y gamos que le pueblan, y que hasta los tiempos de Fernando VI, en que se levantó la actual cerca, se adentraban en los terrenos del pueblo.

TERCER TÉRMINO

En su centro, dominándolo todo, sobre el peñasco de Las Marías, se encuentra la construida atalaya que levantaron los árabes en el alfoz de Madrid para avisar de las incursiones de los segovianos.

A la derecha de la Torre, se puede contemplar un bosquecillo de lodones o almeces, y a su izquierda otro de lodones o jaras, que ambos pueden ser el origen del toponímico del poblado, aunque otros aseguran que fueron los lodos o barros los que dieron nombre al pueblo.

A su izquierda motivos que suelen ser comunes en Los Peñascales, una barbacoa, una capillita, un reloj de sol y un pozo, imprescindible cuando el agua corriente no llegaba a la urbanización.

Al extremo unas ruinas, para mí enigmáticas, se contemplan en la linde de Las Rozas.

No podían faltar algunos elementos del Parque J.H., verdadera joya de un pueblo que se identifica por los espacios abiertos y arbolados.

Bien, esto es todo. Algunas ideas mal plasmadas con más voluntad que acierto.

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo a todo Torrelodones.

Pablo Martínez Palomero.”

 

Aún recordamos con cariño, la amabilidad y paciencia que tuvo con nosotros Don Pablo al atender nuestro requerimiento para poder confeccionar este artículo. Y desde Torrelodones.info aprovechamos para desear una Felices Fiestas Navideñas a todos los lectores.

Fernando Villaverde Martín

 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimos artículos