El PP de Torrelodones reacciona a la traición de Viñas y García en connivencia con la alcaldesa y su marido

1

Este es un Artículo de Opinión en el que intentamos dilucidar qué llevó a dos ex concejales del PP a traicionar a sus compañeros. Superando la consternación inicial, y tras la renuncia del concejal Ángel Viñas por el escándalo desatado al conocerse parte del contenido de la reunión clandestina que mantuvo con la alcaldesa y su marido; los populares de Torrelodones ahora solicitan al PP regional que se abra expediente disciplinario a Jorge García, antiguo portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, que asistió junto a Viñas a la reunión.

 

La reunión clandestina

Dos ambiciosos ex concejales del PP de Torrelodones organizaron a título personal y a espaldas de sus antiguos compañeros, una reunión con oscuras intenciones, fuera de los despachos oficiales, y en otro municipio. A sabiendas de la clandestinidad de la cita, acudió la alcaldesa de Torrelodones, Elena Biurrun; acompañada de su marido y concejal de Urbanismo, Santiago Fernández.

La reunión convocada por Viñas en Las Rozas —su municipio de residencia—, tenía por objeto comentar con los gobernantes los resultados de una investigación que el propio concejal asumió como una cruzada personal desde el inicio. Se trata de un asunto que obsesionaba a Viñas, que vislumbraba irregularidades en la gestión del contrato para la construcción del paso inferior de la A6 por parte de Vecinos por Torrelodones, y que se empeñaba en demostrar. En su obstinación con ese contrato en particular, consiguió que se autorizara pagar un peritaje con el que pudiera avalar sus sospechas, por valor de 3.000 euros. El estudio —un “tocho” de hojas grandes y tres dedos de grosor—, al parecer, demuestra una “responsabilidad contable por alcance” de alrededor de 400.000 euros; lo que significaría que los que tendrían que pagar el perjuicio son los responsables “personalmente”; es decir, la alcaldesa y el concejal de Urbanismo.

En la reunión, que aparentemente fue distendida —de acuerdo a la mayoría de los audios que la Cadena Ser va dosificando—; Viñas y García se dedicaron a insultar a sus compañeros de partido y a lanzar muy graves acusaciones sobre algunas personas, en total camaradería con los dos representantes de Vecinos por Torrelodones.

En ese marco, actuando con una estupidez que nos cuesta atribuir a un empresario de 61 años, Viñas da a entender a la alcaldesa y su marido que él podría evitar que su partido presentara ante el Tribunal de Cuentas y/o la Fiscalía el informe que probaría las irregularidades cometidas; librando así al matrimonio regidor, de las posibles consecuencias personales que la denuncia les podría acarrear; todo ello, a cambio de que VxT no acuda a la cita electoral del próximo mes de mayo.

Las formas, las frases empleadas… «queremos la silla donde estás sentada», y otras “perlas”; permiten encuadrar esas frases —muy bien escogidas por los expertos en orientar la opinión pública—, en la figura del “chantaje”; brindando así excelentes motivos y argumentos que Vecinos por Torrelodones no desaprovechó, para ejercitar su especialidad y lanzar una nueva campaña mediática; para regocijo propio y del resto de la izquierda, entre otros adversarios del PP.

 

La traición sumió a las filas del PP local en un estupor del que comienzan a salir

La nefasta cita fue el martes 18, según afirman los “chantajeados”. Ese mismo día, a las 18 horas, se celebró la sesión del Pleno del Ayuntamiento. Ni antes del Pleno, ni durante, ni después del Pleno, en el rato en que los concejales populares se reúnen a compartir opiniones; sus compañeros en el Grupo Municipal pudieron sospechar nada.

El jueves por la tarde, el mismo día que la Cadena Ser había lanzado la primera entrega de la serie que ha dado en llamar “Caso Chantaje Torrelodones”, y después de haber comparecido ante infinidad de medios, el presidente del PP de Torrelodones y portavoz del Grupo Municipal,  todavía no salía de su asombro: «No nos dijo absolutamente nada en todas las horas que estuvimos juntos, sobre la reunión que había tenido ese mismo día. No lo entendemos…», expresaba Arturo Martínez Amorós.

Esa misma noche, reunidos en una sala, concejales del Grupo Popular y algunos miembros de la ejecutiva del PP; escuchaban por radio otro tramo de la grabación que ofrecía la Ser. La cara de casi todos —entre asombro y tristeza— merecía ser vista; mientras oían al —hasta entonces— compañero de ellos, decir que estaba rodeado de “auténticos hijos de puta”. Entre los presentes había abuelos, madres y padres, que sin ninguna necesidad, dedican su tiempo al servicio público. No lo podían creer. Para más inri, a continuación pudieron escuchar una entrevista a la alcaldesa de Torrelodones, con un guion de preguntas y respuestas perfectamente calibradas.

No entendían de qué se trataba todo lo que estaba pasando. ¿Se habían puesto de acuerdo su compañero y la alcaldesa para hundir al PP? ¿A cambio de qué? ¿Quién grabó?, ¿Quién filtró la grabación?, se preguntaban esto y mucho más en total estado de estupor.

 

¿Qué pretendían Ángel Viñas y Jorge García? ¿Qué pensaban conseguir con el “chantaje”?

Al partido Vecinos por Torrelodones, que ha realizado numerosas contrataciones públicas en flagrante fraude a la ley; que incluso ha adjudicado contratos a sus amigos, que la propia Cámara de Cuentas indicó que deberían ser “nulos de pleno derecho”; y siempre han salido airosos, sin sufrir consecuencias (al menos hasta ahora); difícilmente se iba a amedrentar a sus máximos exponentes con la posibilidad de una “responsabilidad contable por alcance”.

No cabe en la cabeza de nadie que conozca la trayectoria de Vecinos por Torrelodones, que la alcaldesa y su marido se pudieran asustar por una posible causa que ni siquiera implica responsabilidad penal. Ángel Viñas y Jorge García conocían esa trayectoria.

Entonces, ¿sabían algo más que los pudiese ayudar a conseguir su objetivo?

Ángel Viñas —comentan algunos— tuvo una relación relativamente “personal” con el concejal de Urbanismo, con motivo del fallecimiento de los padres de este último en un accidente. Viñas, al parecer, ofreció en esa oportunidad sus conocimientos y sus contactos para facilitar a Fernández las gestiones con las compañías aseguradoras.

La mayoría de los actuales concejales de Vecinos por Torrelodones, incluyendo a la alcaldesa y su marido, no pueden conformar nuevamente las listas electorales, ya que de acuerdo a sus estatutos, como máximo pueden ejercer el mandato durante dos legislaturas (que se agotan en 2019).

Algunos miembros originales del partido estaban a favor de discontinuar la marca VxT una vez que ellos se retiraran. Finalmente, la postura de los que vienen remando desde atrás, y que aún no han saboreado las mieses del poder, resultó vencedora en la asamblea en la que se decidió que el partido seguiría existiendo.

Hay quien comenta que en los debates para decidir la continuidad o no de VxT, uno de los más acérrimos defensores de extinguir el partido fue Santiago Fernández.

¿Creerían quizás Viñas y García que le estaban ofreciendo al matrimonio una excusa que les permitiera salirse con la suya y dar carpetazo a la marca Vecinos por Torrelodones?

Y ¿qué sacaban ellos brindando a la alcaldesa y al concejal de Urbanismo la posibilidad de quitarse una molestia judicial de encima, además de la excusa para cerrar VxT y pasar así a la historia como los máximos artífices de un partido con un historial “impecable”, del que ahora quedaban libres para emprender nuevos retos?

Posiblemente pensaban poder ofrendar a las instancias superiores del Partido Popular, la constatación de que los afiliados se equivocaron al elegir en las primarias a Arturo Martínez Amorós como presidente del PP de Torrelodones, en vez de a Jorge García (empleado de Viñas en la empresa privada); y que por lo tanto, “ahora que gracias al tesón de Viñas en el asunto del paso inferior, y a la astucia de ambos negociando con la alcaldesa y su marido para que VxT deje el campo libre para que el PP pueda recuperar la Alcaldía de Torrelodones, su feudo natural; deberían ser ellos quienes encabecen las listas electorales del PP en Torrelodones; si es que el partido no reservaba para tan hábiles afiliados alguna responsabilidad aún mayor”.

Pero evidentemente, algo salió mal. Tal vez pensaron “entre bomberos no nos vamos a pisar la manguera”, y se equivocaron. VxT no podría desperdiciar el valioso material grabado, que en sus manos y con sus medios, tenía un valor incalculable.

 

¿Quién grabó y filtró fragmentos de la grabación?

Seguramente las dos partes grabaron, pero solo una aprovechó el audio.

Sería interesante oír la grabación completa. En fin, saber qué asuntos comentaron… cómo se despidieron entre “chantajistas y chantajeados”. ¿Se enfadarían los regidores y airadamente despreciarían el ofrecimiento? ¿Les dirían, por el contrario, “lo vamos a pensar”?

Imaginamos que el mismo martes en que tuvieron la reunión; después del Pleno —en el que ni Ángel Viñas ni Elena Biurrun, ni Santiago Fernández dejaron intuir lo que traían entre manos—, los regidores y sus más cercanos colaboradores —seguramente el concejal de Comunicación, Ángel Guirao; y quizás la concejala Raquel Fernández y su marido (Juan Luis Cano, de Gomaespuma)— se pondrían a oír los 45 minutos de grabación.

Posteriormente, frotándose las manos, tuvieron todo el miércoles para organizar hábilmente la campaña que lanzarían con sus medios más afines.

Recortar lo más jugoso, preparar las diferentes notas, cartas y declaraciones de la Alcaldesa, las simpáticas entrevistas a Juan Luis Cano. En fin, lo que tan profesionalmente sabe hacer Vecinos por Torrelodones.

 

La reacción del PP de Torrelodones

Tras la reunión del comité ejecutivo extraordinario del PP de Torrelodones para tratar el asunto, en la que presidente del partido, Arturo Martínez Amorós, expuso ante la Ejecutiva los hechos y las medidas que el partido tomaría al respecto; «la ejecutiva en su totalidad ha mostrado su sorpresa, desprecio e indignación por el comportamiento desleal del ex-concejal Viñas y del resto de participantes en dicha reunión».

También se ha destacado «el oportunismo de Vecinos por Torrelodones tratando de
vincular al Partido Popular local y regional con la actuación a título personal de estos
dos ex-concejales cuando en la misma grabación se escucha al Sr. Viñas decir con
nitidez “Que yo estoy hablando con vosotros no lo sabe nadie”».

Dado que Ángel Viñas ha renunciado a su acta como concejal, automáticamente ha
dejado de pertenecer al Comité ejecutivo ya que ha perdido su condición de miembro
nato del mismo. «Asimismo, se acuerda solicitar a los órganos regionales que se abra
expediente disciplinario a Jorge García, por contravenir los estatutos del Partido
Popular».

«En estos días difíciles para el Partido Popular en Torrelodones, en los que nos
hemos sentido atacados por la actuación unilateral de dos personas que han
defraudado la confianza que el partido había depositado en ellos, pedimos disculpas
a nuestros afiliados y simpatizantes por la vergüenza que ellos, al igual que los
miembros de este Comité ejecutivo, han debido sentir al conocer estos injustificables
sucesos», continúa la nota de los populares.

«Estas maniobras y ataques no impedirán que el Partido Popular de Torrelodones
siga ejerciendo su deber de fiscalización y control al equipo de gobierno y continúe
trabajando por el bienestar de nuestro municipio», expresan para finalizar.

 

Viñas y García han dado alas a Vecinos por Torrelodones, que comienza fuerte su campaña electoral

La magistral cagada de estos antiguos concejales, ha servido como lanzamiento de la campaña electoral de Vecinos por Torrelodones. En su papel de víctimas y partido ejemplar, incluso ya han adaptado su sitio web, donde después de afirmar que “No cedemos al chantaje”, cuentan su versión, amparada en los audios escogidos; y finalizan brindando la oportunidad de afiliarse a su partido.

El asunto ha permitido —solo a la Cadena Ser— sacar una docena de titulares. Pero ya son innumerables en diferentes medios nacionales.

Quien más, quien menos; desde Carmena a Errejón, pasando por socialistas y muchos otros adversarios del PP, han aprovechado el tirón del escándalo iniciado por la torpeza de Viñas y García; aunque no tanto como lo están aprovechando desde Vecinos por Torreldones.

 

Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

  1. Afortunadamente ninguno de los que estuvo en esa reunión seguirán desprestigiando a Torrelodones a partir de las próximas elecciones

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...