Un guardia civil fuera de servicio evita una tragedia en un incendio en Collado Villalba

1

Un incendio en la calle La Chopera de Collado Villalba podría haberse cobrado la vida de al menos una persona, de no haber sido por la decisiva intervención de un guardia civil de paisano. Tras rescatar a un sexagenario con movilidad reducida que se hallaba inconsciente  en medio de una densa humareda, el guardia tuvo que ser ingresado para recibir oxígeno durante unas 6 horas.

Sobre las 18:30 horas de este lunes 3 de agosto, un agente de la Benemérita que se dirigía a su puesto para entrar en servicio, advirtió la columna de humo que se elevaba desde la primera planta de un edificio de 4 plantas de la Urb. Lucerna, en la calle La Chopera. Inmediatamente, viendo que aún no habían llegado al lugar los servicios de emergencia, el agente decidió intervenir.

En medio del visible nerviosismo de algunos vecinos que se arremolinaban en torno al edificio, el agente subió las cuatro plantas golpeando cada una de las puertas de los pasillos, alertando a los ocupantes del fuego iniciado en la primera planta y colaborando en el desalojo. Cuando por fin bajó, y al ver prácticamente todas las puertas ya abiertas, parecía que todos los vecinos habían conseguido salir. Pero no era así.

Al llegar abajo, el agente escuchó los lamentos de una persona que provenían de la vivienda donde ser había originado el incendio, en la primera planta. En medio de la humareda que ya se hacía impenetrable, se escuchaban ruidos y los lamentos de una persona. Como resultaba imposible acceder, el guardia civil pidió a la persona que se arrastrara por el suelo hasta la puerta principal, pero no hubo respuesta.

El agente accedió a una de las puertas abiertas en la planta baja y consiguió una toalla, tras empaparla en la cocina se dirigió nuevamente a la primera planta. Ya a esas alturas oyó el ruido de un cuerpo o un mueble que caía, y cesaron las lamentaciones. A tientas, reptando en medio del denso humo, consiguió dar con el tobillo del ocupante del inmueble, que estaba inconsciente en medio del salón. Se trataba de un hombre de gran corpulencia, seguramente de más de 100 kilos y con movilidad reducida. Un sexagenario que «habitualmente se desplazaba con muletas», según los vecinos.

Con gran esfuerzo consiguió arrastrarlo hasta un lugar seguro fuera de la casa, dejando tras de sí un rastro de sangre, pues al parecer la espalda del hombre habría sufrido cortes con cristales al caer. Con el herido ubicado ya en las escaleras de bajada, el servidor público requirió el auxilio de otras personas, para entre todos llevar al herido a una zona despejada detrás del bloque. Una vez allí, el personal sanitario trasladó a la víctima «estable aunque inconsciente» hasta un centro asistencial.

El Ayuntamiento de Collado Villalba a través de las redes sociales daba cuenta un par de horas después de que se había sofocado el incendio en la Urbanización Lucerna, y destacaba «la pronta reacción de un guardia civil de paisano» que había conseguido rescatar al ocupante de la vivienda, «sin haber más heridos en el edificio». Desde el Consistorio agradecían la actuación de Bomberos, Guardia Civil, Policía Local, y el 112 Comunidad de Madrid.

El heroico agente de la Benemérita, una vez finalizada su actuación, tuvo que ser hospitalizado para recibir oxígeno durante unas 6 horas.

 

Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...