El comercio de Torrelodones se muere, y el plan de dinamización ha fracasado, afirma el PSOE

1
La imagen pertenece a una nota publicada en 2013

«En las últimas semanas ha habido un goteo de cierres que ponen de manifiesto la profunda crisis de nuestro comercio. Después de dos años de la puesta en marcha del Plan de Dinamización del Comercio Local, sus efectos han sido prácticamente nulos», afirman desde el PSOE de Torrelodones en una nota de hoy, titulada “El comercio de Torrelodones se muere”.

Dinamizar significa imprimir velocidad e intensidad a un proceso. En nuestro municipio, tras casi nueve años de gobierno de Vecinos por Torrelodones, el Área de Economía y Desarrollo local de nuestro Ayuntamiento no ha conseguido empatizar con la pequeña empresa ni generar un escenario de innovación empresarial y promoción de consumo local. «En las últimas fechas hemos visto como un buen número de comercios han bajado la persiana y otra buena remesa se encuentra en traspaso por distintos motivos —explica el portavoz socialista, Rodrigo Bernal—. Son unos síntomas claros de que el comercio de Torrelodones, si no ponemos manos a la obra, está en trance de desaparición».

La grave situación de este sector, ahogado, no solo por las grandes superficies y la irrupción del comercio electrónico, hunde sus raíces en un modelo de desarrollo urbanístico que no ha tenido en cuenta el comercio de nuestro municipio. «Un modelo ideal de ciudad caminante que no contó seriamente con el comercio de Torrelodones, considerándolo un mal menor, y no reconociendo la actividad comercial como cohesionadora social y dinamizadora de la vida de nuestro pueblo», apunta Bernal, quien recuerda «la gran cantidad de locales comerciales que se han construido en los últimos tiempos y que no se han ocupado».

 

Un Plan fracasado

Desde el PSOE recuerdan que hace tres años, en 2017, «gracias a una iniciativa nuestra se incluyó una partida presupuestaria para la elaboración de un documento que sirviese como base para un Plan de Acción pensado para dinamizar el cada vez más alicaído comercio local. Este plan, encargado a una asesoría externa, se elaboró con la participación de distintos agentes sociales, confirmaba la evidente y delicada situación de nuestro comercio».

En el Plan de Dinamización del Comercio Local se establecían tres metas fundamentales: posicionar a Torrelodones como destino comercial de proximidad, potenciar  la cooperación empresarial y la adecuación de nuestro municipio como destino de compras. En concreto se pusieron sobre la mesa 10 medidas y 23 acciones definidas de las que no se ha plasmado prácticamente ninguna, continúan expresando el PSOE local. «Dos años después, queda claro que sus efectos han sido muy pero que muy limitados. A la vista está el continuo cierre de negocios ya la escasa tasa de supervivencia de las iniciativas empresariales que se ponen en marcha y que, un plazo muy corto de tiempo, acaban echando la persiana».

Desde el PSOE «planteamos una serie de medidas como la mejora de la señalización y el acceso peatonal, la potenciación del asociacionismo empresarial supramunicipal, la captación de nuevas Pymes, la homogeneización comercial de los dos centros urbanos del pueblo, o la construcción de parking disuasorios». «Sin embargo, si seguimos perdiendo elementos de patrimonio arquitectónico que constituyen las señas de identidad de nuestro pueblo, como ha pasado en las últimas semanas en la calle Real, Torrelodones se va a convertir en un municipio sin ningún atractivo y prácticamente muerto para el comercio», concluye el portavoz socialista.

 

Antiguas notas relacionadas:

¿Se puede evitar la muerte lenta de la hostelería de Torrelodones?

Comerciantes de Torrelodones se indignan por una encuesta del Ayuntamiento que consideran “un insulto”

Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

  1. El PSOE llega tarde. Otra vez. Quizá en su día, cuando nuestra abstención propició el acceso a la alcaldía de la falange vecinal, teníamos que haber negociado estas cosas y puesto bajo supervisión el cumplimiento de algún acuerdo. Ahora es tarde, porque cuatro años después la derechona tuvo claro a quién tenía que votar para preservar sus intereses y bloquear al PSOE y a la izquierda. Ello supuso la mayoría absoluta para los falangistas vecinales que, disfrazados de transversalidad y ecologismo de “todo a cien”, nunca han sido más que una plataforma de intereses inmobiliarios de los propietarios colindantes con el AHN para que no les tocaran sus vistas. Lo han logrado, enhorabuena a los premiados. Ahora la líder de esta falange ha mejorado su sueldo público como jefa de gabinete de un ministro del PSOE. Ninguno de ambos tiene carné ni trayectoria socialista. Y la Agrupación Local de los socialistas de Torre a callar… y a tragar.

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...