Cartas de Lectores: Aceras intransitables en la Colonia de Torrelodones

1

«Si usted va a pasear con un carro de niño o una silla de ruedas por las aceras de La Colonia, olvídese, el ochenta por ciento se encuentran así», expresa un lector cuyas iniciales son I.U., en una breve carta enviada junto a varias imágenes a través del WhatsApp de Torrelodones.info (691 212 099).

La situación contrasta con la de Torrelodones Pueblo, donde un plan urbanístico que desesperó a vecinos y comerciantes durante la pasada legislatura, ensanchó exagerada e innecesariamente numerosas aceras en detrimento de plazas de aparcamiento, agravando uno de los principales problemas que comparten pueblo y colonia: la dificultad para aparcar.

Print Friendly, PDF & Email

1 Comentario

  1. Además de que muchas de las aceras de la colonia, se construyeron en su día con un ancho anormalmente estrecho, además repito se han plantado árboles, además de alojar las farolas y las señales de tráfico y algún poste de cableado de telefonía y otros de electricidad.
    Soluciones pocas, se podría exigir a la Compañias de telefonía y electricidad que eliminase el cableado aéreo y lo hiciera enterrado (la normativa actual no permite este tipo de postes aéreos) y en algún caso se podrían eliminar los árboles y sus alcorques, pues las aceras se hacen para que las utilicen las personas y sólo, repito, sólo en el caso que haya suficiente espacio, se pueden plantar árboles, que en el caso de la calle Agapito Martínez no son imprescindibles pues la mayoría de las casas allí existentes cuentan con jardines y arbolado que da sombra a las aceras en verano.
    ¿Que político se atreve a eliminar árboles de una calle?
    Pues absolutamente ninguno, ya que sería masacrado a continuación por las masas.
    El anterior concejal de urbanismo (conocido por todos por su carácter autoritario) tuvo una buena idea hace unos tres años, que era la de remodelar en profundidad, la calle Agapito Martínez, cambiando los dos sentidos de tráfico por uno sólo y aprovechando, remodelar las aceras, pasos de carruajes, zonas de aparcamiento, postes, árboles, etc que podrían haber resuelto el problema de las aceras caóticas.
    Pero en este caso, al autoritario concejal, expuso su idea a la ciudadanía, explicó su plan y lo sometió, democráticamente a votación popular en una reunión celebrada en la Casa de Cultura. Ya sabemos el resultado bronca y pitos del público asistente (me obligarán a recorrer con mi coche unos 200 metros mas para llegar a la estación), decían algunos perjudicados por la medida y las masas haciendo coro …., sin entrar a valorar el sentido positivo de la reforma que era ENSANCHAR LAS ACERAS.
    Me he referido a la calle Agapito Martínez por ser la mas importante y la que tiene mas paso de peatones, pues las otras calles mas pequeñas y menos importantes, no tienen la menor solución al problema del ancho de las aceras.
    PD.-Lección a los políticos. No dejes opinar a las masas de cualquier acción urbanística, primero haz las obras y soporta las quejas y críticas que inevitablemente te harán después de terminadas ( Como ha hecho Almeida en Madrid, la anterior corporación de Torrelodones, al reordenar el tránsito de varias calles en el pueblo, o adquirir el local de antiguedades `para ampliar la biblioteca, etc )

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...