Begoña Chinchilla se retira de la Corporación Municipal de Torrelodones

0
Begoña Chinchilla con Trini Muñóz
Begoña Chinchilla con la casi centenaria poetisa de Torrelodones, Trini Muñóz

Tras siete intensos años dedicados al Partido Popular de Torrelodones, Begoña Chinchilla Alvargonzález, renunciará por motivos profesionales a su acta de Concejal en el próximo Pleno Ordinario que se celebrará este martes 11 de septiembre a las 18 horas, informó el Partido Popular de Torrelodones.

“Hasta ahora, he podido conciliar mi vida profesional con mi cargo de concejal, pero las exigencias laborales actuales requieren que dedique más tiempo a mi profesión en la empresa privada, y además, no puedo olvidar la dedicación que exige una familia tan numerosa como la mía”, expresa la Concejal del Grupo Municipal Partido Popular de Torrelodones en una carta de despedida que ha difundido su partido.

Begoña Chinchilla estuvo al frente de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Torrelodones la pasada Legislatura. Durante su mandato, se impulsó fuertemente la actividad cultural del municipio, se crearon destacados certámenes y premios artísticos y se acometieron importantes obras de infraestructura, como la remodelación de la Casa de Cultura y la rehabilitación de las Escuelas Vergara, entre otras. En la presente legislatura, tenía bajo su responsabilidad el área Social del Grupo Municipal del PP. Asimismo, integraba como titular la “Comisión Informativa Social, Economía y Desarrollo Local” y la “Comisión Informativa Cultural”.

Siguiendo el orden de la candidatura presentada por el Partido Popular a las elecciones municipales pasadas, la plaza vacante será ocupada por Rocío Lucas Sánchez, una Licenciada en Derecho de fuerte raigambre familiar en Torrelodones. Además, Rocío Lucas “dispone de más tiempo para dedicar al Grupo por las mañanas”, nos comentó Begoña Chinchilla.

Al preguntarle cómo habían tomado sus compañeros la renuncia, manifestó que “lo entendieron muy bien”. El portavoz del Partido Popular, Javier Laorden, es socio de un importante bufete de abogados, por lo que al comentarle la concejal sus nuevas responsabilidades que debe asumir en el bufete internacional donde ella trabaja “comprendió perfectamente” que no podría dedicar el tiempo que las responsabilidades en la Corporación Municipal le demandan.

Este fin de semana, cuando la llamamos para pedirle detalles sobre su renuncia, Begoña Chinchilla se encontraba en Barcelona visitando a su hermano Gonzalo, que lentamente se recupera del grave accidente de moto del que fue víctima junto a Javier, otro de los 11 hermanos Chinchilla.

Con la carta que transcribimos a continuación, la Concejala del PP se despedía de sus funciones:

Carta de Begoña Chinchilla Alvargonzález

“Han sido 7 años dedicados al Partido Popular de Torrelodones y hasta ahora he podido conciliar mi vida profesional con mi cargo de concejal, pero las exigencias laborales actuales requieren que dedique más tiempo a mi profesión en la empresa privada y, además, no puedo olvidar la dedicación que exige una familia tan numerosa como la mía.

Lo dejo con el convencimiento de haber realizado importantes cambios para nuestro municipio, contando con la inestimable ayuda de compañeros y trabajadores del Ayuntamiento.

En primer lugar, quiero mencionar la reforma integral de la Casa de Cultura, gracias al Plan Prisma de la Comunidad de Madrid, para acoger las disciplinas de música y danza, nuevos espacios para actividades de nuestros alumnos, talleres, ensayos de la Banda, etc., así como un importante incremento de metros útiles para sala de exposiciones. Recuerdo cómo, en cuanto vi mi gran despacho, pensé que eran unos metros cuadrados que tenían que ser utilizados para dar servicio a nuestros vecinos.

Dentro de estas reubicaciones, también destaco el movimiento de otras disciplinas como artes plásticas y el grupo de teatro Torrearte a la Casa Rosa, y las mejoras del parque con el nuevo uso del quiosco.

Importante fue trasladar a Escuelas Vergara los casi 1.000 alumnos de la Escuela Municipal de Idiomas, a un edificio completamente rehabilitado, a menos de 500 metros de la Casa de Cultura y que lo necesitaba imperiosamente visto el estado lamentable en que se encontraba como Escuela de Música.  Se le destinó menos de 300.000 euros de un Plan E que muchos otros municipios lo gastaron en actuaciones efímeras. El proyecto finalizó con éxito y la situación económica actual requiere que se potencie de manera especial el aprendizaje de idiomas.  Nuestro municipio no puede dejar de ser bandera en la enseñanza de idiomas: promoviendo, fomentando y buscando el equilibrio calidad-coste.

Por otro lado, Maria Pagés, el Festival Flamenco, los certámenes de artes plásticas Rafael Boti, la creación del premio literario Juan Van Halen, los cuatro años de Fórum Internacional de Música con Fernando Puchol, y un largo etcétera, han marcado una etapa.  Todas estas iniciativas hicieron de Torrelodones, con el Partido Popular, ser un referente en la Cultura, no sólo de la Comunidad de Madrid, sino también a nivel municipal.  Desde aquí quiero agradecer las múltiples actividades propias de nuestros vecinos: Diez Días Danza, la escuela del Guito, la creación de la Banda Municipal, Torrearte, Ateneo, Tiempos Mejores, llevadas a cabo muchas de ellas con la inestimable ayuda de empresas como el Casino, la Universidad Nebrija, Julián de Castro, el Centro Comercial Espacio Torrelodones, y un largo etcétera.  Me enorgullece haber sido parte activa.

Dejo aquí patente mi tristeza por el estado del edificio del palacete de La Solana, completamente acabado y cerrado sin uso (como así se puede apreciar desgraciadamente también en otros edificios del municipio: Torreforum o Parque JH). Por motivos políticos, y completamente ajenos al interés general, el proyecto del palacete La Solana ha sido abandonado.  El actual equipo de gobierno es incapaz de sacar adelante esa o cualquier otra alternativa rentable que estimen oportuno en este magnífico edificio para generar, al menos, aprovechamiento de sus instalaciones y no su degradación. La conservación del patrimonio de nuestro municipio es herencia del Partido Popular, así como el tan beneficioso “superávit” que nos costó tanto dejar.

En definitiva, 7 años en los que ha sido enriquecedor conocer de primera mano las necesidades del municipio, aprender a gobernar para todos, ayudar a la gente, y todo ello sin dejar de mencionar a las numerosas personas interesantísimas que he podido conocer a lo largo de estos años.

Termino trasladando todo mi agradecimiento a Gádor Ongil, por apostar por mí; a Javier Laorden y todo mi grupo del Partido Popular, por saber ser un gran equipo y trabajar codo con codo; a Carlos Galbeño, por todo lo que me enseñó; a Paloma Casado, por su gran apoyo; y a todos los magníficos trabajadores del Área de Cultura y en general del Ayuntamiento.

Mención especial es dar las gracias a toda mi gran familia, por soportar ausencias, desvelos y ese día a día que supone el trabajo municipal en el que siempre hay algo que se puede mejorar. Y, por último, a todos aquellos que no menciono, pero saben que les llevo en el corazón y cuantísimo les aprecio”.

Begoña Chinchilla Alvargonzález

Concejal del Grupo Municipal Partido Popular de Torrelodones

Print Friendly, PDF & Email

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...