jueves, 22 febrero 2024
InicioCulturaTorrelodones conmemora el Día del Holocausto y recibe elogios por su "inquebrantable...

Torrelodones conmemora el Día del Holocausto y recibe elogios por su «inquebrantable compromiso»

Cursos gratuitos para mujeresspot_img

Torrelodones dedicó el día de ayer a la memoria de las víctimas del Holocausto, el genocidio perpetrado por la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial, en el que se exterminaron 6 millones de judíos. Tras el fatídico 7 de octubre 2023, cuando los terroristas de Hamas perpetraron la brutal masacre contra Israel, las entidades judías advierten que «el antisemitismo crece de manera exponencial en todo el mundo». Por eso, estas jornadas dedicadas al recuerdo de las víctimas y a divulgar —especialmente entre los más jóvenes— los horrores del “Holocausto” —o “Shoah”, en hebreo—, cobran especial importancia. Desde el Centro Sefarad-Israel felicitaron «al Ayuntamiento de Torrelodones —y en particular a su alcaldesa, Almudena Negro—, por su inquebrantable compromiso con la memoria del Holocausto». También desde la Embajada de Israel han querido destacar y reconocer que el Ayuntamiento se haya sumado a los actos conmemorativos. Todas las instituciones judías manifestaron su preocupación por la alarmante oleada de antisemitismo.

En el Teatro Bulevar de la Casa de Cultura de Torrelodones, tuvo lugar un acto institucional con motivo del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, y de la Prevención de los crímenes contra la Humanidad. Presentado por la concejal de Educación, Lorena Fernández; el evento iniciado ayer por la mañana contó con la participación de la alcaldesa de Torrelodones, Almudena Negro; Jorge Bensadón, representante de la Comunidad judía en Madrid; Israel Doncel, jefe de Comunicación del Centro Sefarad-Israel; Patricia Weisz, hija de Violeta Friedman —superviviente de Auschwitz, donde se exterminó al resto de su familia—; y Uriel Macías, representante de la Embajada de Israel en España. Asimismo, participaron miembros del equipo de gobierno y la Corporación municipal, así como alumnos y profesores de la localidad.

En primer término intervino Israel Doncel, jefe de Comunicación del Centro Sefarad-Israel; quien comenzó felicitando «especialmente al Ayuntamiento de Torrelodones y —en particular a su alcaldesa—, por su inquebrantable compromiso con la memoria del Holocausto». Doncel recordó que el día 27 de enero de 1945, cuando las tropas estadounidenses llegaron y liberaron Auschwitz; y «a la vez, enfrentaron a la humanidad a su peor reflejo: los horrores del Holocausto mostraron lo que el ser humano es capaz de hacer cuando no alza su voz contra la intolerancia y el antisemitismo, y por la libertad y el respeto al diferente» en «Las atrocidades cometidas por el nazismo buscaban un objetivo muy concreto, guiado por la sinrazón: exterminar al pueblo judío. Por eso, el que ya es el episodio más oscuro de la historia de la humanidad, nos debe llevar a lo que hoy nos reúne aquí: el deber ineludible de recordar; y recordar sobre todo a aquellos que fueron exterminados incluso de la memoria. Sagas familiares enteras fueron literalmente borradas de la faz de la Tierra sin que nadie pudiera elevar una plegaria por ellos, o simplemente recordarles. Ese era el destino que buscaba el nazismo para sus víctimas: el silencio y el olvido. Por eso hoy, aquí, debemos elevar nuestra voz —alto y fuerte—, y decir a los verdugos: que fracasaron. No olvidamos a las víctimas, y las recordamos con sus nombres, sus afanes y sus sueños, como si fueran los nuestros. Pero, por desgracia, hay algo que no murió en aquellos fatídicos años: el antisemitismo. Ese antisemitismo es un fenómeno que hoy —especialmente tras el 7 de octubre— sigue presente en nuestra sociedad, y que atenta directamente contra los valores democráticos que nos representan: la tolerancia, el respeto al otro, la convivencia, la igualdad y la libertad. En estos días vemos cómo el antisemitismo crece en forma exponencial…».

Jorge Bensadon, representante de la Comunidad Judía de Madrid, recordó que el 27 de enero ha sido designado por la Asamblea de las Naciones Unidas como el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, y de la Prevención de los crímenes contra la Humanidad. Bensadon aludió al ataque de Hamas del 7 de octubre de 2023, como «la peor masacre que ha sufrido el pueblo judío desde el Holocausto». Tras agradecer el apoyo, las condolencias y la solidaridad que «nos ayudan a sobrellevar estas terribles horas», añadió: «Otros callaron. Callaron con un silencio vergonzoso que agudizó el dolor de las víctimas, de sus familias, y de todos los que sufríamos a su lado. Pero cuando aún seguimos aturdidos, conmocionados y atravesados por el profundo dolor de las muertes y los secuestros; nos toca ser testigos de una alarmante oleada de antisemitismo y de odio contra los judíos en todo el mundo que nos retrotrae a los peores episodios de nuestra historia». Estamos en un momento en que el consenso moral parece haberse fragmentado, y supone reconstruir y reivindicar los valores que como sociedad nos hemos dado: condenar de manera rotunda, sin titubeos ni ambigüedades, la masacre del 7 de octubre y las reacciones antisemitas que la han seguido. El silencio, la minimización de la masacre —cuando no su justificación—, nos hace revivir tiempos que creíamos superados. No podemos callar».

Uriel Macías, representante de la Embajada de Israel en España, quiso transmitir el reconocimiento al Ayuntamiento de Torrelodones por haberse sumado este año a los actos de conmemoración del Día Internacional del Holocausto. Tras leer ideas expresadas por Adof Hitler contra el Judaísmo en su libro «Mein Kampf» («Mi lucha»), en las que abogaba por «exterminar al causante del mal, eliminar el virus»; recordó que esas ideas expresadas por primera vez «fueron tratadas como irrelevantes e inofensivas, como palabrería inocua de un provocador iluminado; pero el mal nazi, antisemita, racista, al que no se hizo frente a tiempo, se expandió rápidamente tomando el control de un continente entero», y se cobró seis millones de víctimas.

Macías consideró que «a pesar de la singularidad del Holocausto, es esencial identificar la similitud de circunstancias, para reconocer el rostro del mal. Y, nombrarlo del modo adecuado, evitando al mismo tiempo la banalización o la relativización de lo ocurrido», en relación al brutal ataque terrorista perpetrado por Hamas «sin precedente desde el Holocausto, incluyendo tortura, violaciones sistemáticas y asesinato de cerca de 1200 israelíes, la mutilación de casi 5500 y el secuestro de más de 240 rehenes de todas las edades; tuvo en su base una agenda exterminadora». Y el Mein Kampf aparece como uno de los libros estudiados y leídos por quienes perpetraron esta matanza. «En paralelo a los esfuerzos por deslegitimizar a Israel, somos testigos de una creciente ola de odio en contra de judíos e israelíes, como individuos y como colectivo», aseguró el representante de la Embajada de Israel. «Los crímenes contra personas, los ataques a sinagogas, escuelas y cementerios judíos, la bandalización de memoriales del Holocausto, el hostigamiento de algún miembro de la comunidad, la difusión de calumnias y el negacionismo, se han convertido en algo cotidiano en todo el mundo».

«La lucha contra el antisemitismo, al igual que contra cualquiera de las otras formas de intolerancia, es una responsabilidad de la sociedad en su conjunto, no solo de los judíos», expresó Uriel Macías antes de concluir.

«Auschwitz, campo de exterminio que visité en 2023 de la mano de la Asociación Judía Europea, es lo peor que le ha sucedido a la Humanidad», ha dicho la alcaldesa, Almudena Negro, para continuar aludiendo a «hombres, mujeres y niños, más de un millón de personas, fueron exterminadas allí, como sucedió también en otros campos de concentración nacional socialistas, por el mero hecho de ser judíos». Muy comprometida con la causa, Almudena Negro afirmó que este acto se continuaría llevando a cabo en Torrelodones, en lo que de ella dependa. Negro considera que «es muy importante que estos actos se lleven a cabo no solo en los ayuntamientos, sino que también es fundamental estar en los colegios; especialmente con el repunte de antisemitismo tremendo que estamos viviendo.

Especialmente emotiva ha sido la intervención de Patricia Weisz, hija de Violeta Friedman, quien ha recordado cómo su madre, siendo niña, y su familia, acabaron en un campo de concentración, y el horror vivido, que la acompañó siempre. También ha hecho hincapié en la necesidad de recordar a las víctimas y no olvidar aquella negra etapa de la historia de la humanidad. Los vídeos con fotografías del Holocausto, así como el relato de las peripecias para poder huir y sobrevivir por parte de una muy joven Violeta, sin dudas habrán impactado positivamente en los jóvenes presentes.

Los alumnos de Torrelodones, acompañados por los asistentes y la alcaldesa, han encendido un total de seis velas blancas; cada una con un profundo significado relacionado al Holocausto, que ha ido relatando la concejal Lorena Fernández. La primera vela la encendió la alcaldesa de Torrelodones junto a un alumno, en memoria de los 6 millones de judíos asesinados en persecuciones, guetos y campos de concentración. La segunda vela fue encendida por los otros colectivos que vivieron la barbarie nazi. La tercera, por la memoria de los Justos entre las Naciones; la cuarta, se encendió en memoria de los supervivientes que rehicieron sus vidas en Israel y en la diáspora. La quinta, se encendió por la preservación de la memoria de las víctimas del Holocausto, y de los Justos entre las Naciones. Para finalizar, la sexta vela se encendió por la convivencia fraternal, la tolerancia, el respeto entre los pueblos y el derecho a la diferencia, en una sociedad en la que la Libertad y los derechos humanos sean la base moral. A continuación se guardó un minuto de silencio en honor a las víctimas.

Otras actividades conmemorativas del Día del Holocausto en Torrelodones

Por la tarde, en el Teatro Bulevar se proyectaría la película “El ángel de Budapest”; con un coloquio previo, con la intervención de otro superviviente, Eva Leitman Bohrer, y Ángela Sanz Briz, hija de Ángel Sanz Briz, el ángel de Budapest. «Un hombre bueno que hizo suya la frase de Edmund Burke: para que el mal triunfe basta que los hombres buenos no hagan nada», opinó la alcaldesa de Torrelodones, Almudena Negro.

Exposición “Reasentados. 14 historias del gueto de Varsovia”

En paralelo, hasta el 16 de febrero la Casa de Cultura de Torrelodones acoge la exposición “Reasentados. 14 historias del gueto de Varsovia”, organizada por el Ayuntamiento de Torrelodones, Centro Sefarad Israel y la Comunidad Judía de Madrid.

La exposición es un proyecto conjunto de la Embajada de Polonia en Madrid, el Instituto Histórico Judío de Varsovia y el Centro Sefarad Israel en el marco de las celebraciones del 80 aniversario del Levantamiento del Gueto de Varsovia.

El gueto de Varsovia fue el más grande de los creados por los alemanes en la Europa ocupada, y en su apogeo, cerca de 450.000 judíos fueron confinados allí. Su muro, que separó dos mundos —el judío y el polaco— por orden de Hitler, condenó a los judíos al aislamiento y la soledad. Catorce historias seleccionadas ilustran cuánto coraje y determinación requerían tanto la vida en el gueto como la búsqueda de rescate fuera de sus fronteras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Últimos artículos