1

VxT prohíbe a los empleados públicos realizar declaraciones a los medios

Nota Interna a los Trabajadores del AyuntamientoEl Equipo de Gobierno de Vecinos por Torrelodones (VxT) ha tomado una medida que consideramos —cuanto menos— polémica, sin entrar a considerar si con ella se podría estar vulnerando derechos fundamentales.

A través de una nota interna dirigida el pasado lunes a todos los trabajadores del Ayuntamiento, el Primer Teniente de Alcalde y Concejal de Seguridad y Educación, Gonzalo Santamaría, comunicaba a los empleados públicos de manera formal, que cualquier reportaje o entrevista que los medios de comunicación quieran realizar a los trabajadores municipales, deberá contar con la aprobación de la Concejalía de Comunicación, además del Concejal Delegado del área del cual dependa el empleado.

En la práctica, esta limitación ya existía en algunos servicios municipales. En concreto, para obtener cualquier información de la Policía Local o Protección Civil —por ejemplo, la magnitud de un incendio, o el número de intervenciones por intoxicación etílica en las fiestas—, los medios necesariamente debían pasar por el filtro de la Concejalía de Comunicación.

Al parecer, ahora, y de manera formal, la limitación se extiende al resto de los trabajadores municipales.

La nota interna expresa textualmente:

«Se informa:

El Ayuntamiento dispone de un Servicio de Medios de Comunicación, por lo cual, cualquier reportaje y/o entrevista que cualquier medio de comunicación solicite hacer a trabajadores municipales en su calidad de empleados públicos de este ayuntamiento en representación del mismo, deberá contar con la aprobación de dicho servicio y del Concejal delegado del área del cual dependa».

Si mal no interpretamos la orden emitida, a partir de ahora, si trabajadores municipales —por ejemplo, de la Escuela de Música y Danza— quisieran atender una entrevista solicitada por un medio de comunicación para simplemente interiorizarse sobre un próximo espectáculo, o bien, para conocer sus inquietudes en relación a su situación laboral o sobre el futuro de la EMMyD, los medios o los trabajadores, deberían previamente solicitar autorización al Concejal de Comunicación además de a la Concejala de Cultura.

Desde luego,  de ser así, además de restar inmediatez a la información, las noticias podrían llegar a la opinión pública  con algún grado de distorsión, o al menos, sin espontaneidad.