El Ayuntamiento intenta justificar las perforaciones en la Atalaya de Torrelodones

14
La acción emprendida por el Ayuntamiento de Torrelodones, consistente en “envolver” la Torre de los Lodones como si fuese un regalo ha sido objeto de numerosas críticas. El disgusto, especialmente de aquellos que no están de acuerdo con la apariencia estética que se ha dado al monumento, se incrementó al conocerse que se realizaron numerosas perforaciones en la piedra para fijar la “lona ignífuga” al emblema de la localidad con tornillos.

La Atalaya de Torrelodones fue declarada monumento histórico-artístico de carácter nacional en 1983 y como todos los Bienes de Interés Cultural (BIC) está sujeta a restrictivas normas contempladas en la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español.

Según el Art. 8.º 1. de la mencionada Ley “Las personas que observen peligro de destrucción o deterioro en un bien integrante del Patrimonio Histórico Español deberán, en el menor tiempo posible, ponerlo en conocimiento de la Administración competente, quien comprobará el objeto de la denuncia y actuará con arreglo a lo que en esta Ley se dispone”. Al tratarse de un BIC tan visible como la Atalaya de Torrelodones, las autoridades competentes ya estarán al tanto de las actuaciones en la Torre, y serán éstas las que tendrán la última palabra en cuanto a evaluar daños o imponer sanciones si fuese el caso.

El Ayuntamiento, ante los numerosos requerimientos realizados por diferentes vías, destacando las escritas en las redes sociales del propio Consistorio, se ha visto obligado a contestar. En una nota publicada hoy, el Ayuntamiento minimiza el alcance de las perforaciones realizadas, destacando que la mayor parte de la Torre, es una “reconstrucción idealizada realizada en 1930 tras el derrumbe de los restos de una torre vigía, que se supone de la época Omeya por algunos datos como la zarpa de su basamento, que es de lo poco original que se conserva tras las sucesivas reconstrucciones llevadas a cabo entre los siglos XI y XV”.   El Consistorio asegura que “no se ha taladrado ningún sillar de la época Omeya”.

Transcribimos textualmente a continuación la justificación publicada hoy 13 de diciembre 2012 por el Consistorio:

“Ante la polémica generada por la Campaña, el Ayuntamiento quiere poner de manifiesto

La Torre de los Lodones tiene una catalogación BIC (Bien de interés Cultural), igual que la del Canto del Pico. Los dos únicos monumentos de Torrelodones que lo tienen. No obstante, la atalaya, que es sin duda el elemento más antiguo y simbólico del patrimonio histórico de Torrelodones (…) se debe a una restauración moderna que no dejó constancia de cómo era antes (Pablo Schnell. Asociación de Amigos de los Castillos).

Efectivamente, la Torre es una reconstrucción idealizada realizada en 1930 tras el derrumbe de los restos de una torre vigía, que se supone de la época Omeya por algunos datos como la zarpa de su basamento, que es de lo poco original que se conserva tras las sucesivas reconstrucciones llevadas a cabo entre los siglos XI y XV. Si no fuese por cierto achatamiento, el aspecto actual de la Torre, con sus almenas piramidales, merlones y matacanes, sería igual al del dibujo realizado por Pier María Baldi en 1668, sin duda el dibujo que se usó en la restauración para reconstruir esos elementos (Ibid.)

Precisamente para precisar su verdadera fisonomía, la Asociación Española de Amigos de los Castillos, en colaboración con el propio Ayuntamiento de Torrelodones, está llevando a cabo una investigación de carácter histórico sobre la apariencia real de la torre así como demostrar su origen califal (929 – 1031), basándose en los escasos restos que aún se conservan: aproximadamente entre 50 y 60 cm de la zarpa de cimentación del basamento de la torre actual, el cuerpo rectangular adosado y otros detalles constructivos. Un adelanto de este estudio puede leerse en la revista municipal del mes de noviembre
http://www.torrelodones.es/images/archivos/revista/2012/nov12.pdf.

El proceso de envolvimiento de la Atalaya se ha realizado previo estudio anterior con la intención de que la Torre sufriera las menores agresiones posibles, pues el remate de la parte circular está muy deteriorado a consecuencia de la instalación de un suelo de chapa metálica, al que se accede a través de una escalera de peldaños de hierro clavados en los sillares de granito. Igualmente y clavados a los sillares de las almenas y los merlones están las estructuras que sostienen la estrella de navidad que se coloca e ilumina por estas fechas.
Al realizarse el estudio de consistencia se comprendió el porqué de la situación anterior: la llaga de argamasa entre los sillares se encuentra en muy mal estado y apenas se profundiza en ella se deshace. De ahí que todos los elementos que se han anclado a la Torre en los últimos años lo hayan sido a los sillares de granito. Los anclajes realizados para la sujeción de la lona ignífuga con la que se ha envuelto la torre alternan los intersticios de los sillares de granito con los propios sillares, siempre que éstos no formaran parte del basamento original.  Así pues,  no se ha taladrado ningún sillar de la época Omeya. Aunque  así fuera, no sería el caso de La Torre de los Lodones el único monumento en el que se ancla alguna estructura. Baste como ejemplo las instalaciones que utiliza como soporte la Puerta de Alcalá que tienen la misma catalogación que nuestra Torre.
Entendemos que el Ayuntamiento de Madrid es con sus monumentos tan cuidadoso como lo es el nuestro y que una vez recogida la instalación cubre los agujeros con polvo de piedra de la misma consistencia y color que el resto del monumento.
En cualquier caso, agradecemos la preocupación que tantos vecinos de Torrelodones han sentido por un monumento tan emblemático, que forma parte del escudo municipal y es conocido por miles de viajeros que diariamente pasan bajo ella cada día”.

Envuelven la Torre de Torrelodones y fijan la lona con tornillos

 

Print Friendly, PDF & Email

14 Comentarios

  1. Qué argumentación (a pesar del “rollo histórico-artístico-cultural” que se “marcan”)… más idiota y banal… y ya, la repera, es que “nos agradezcan a los vecinos, nuestra preocupación por el emblemático monumento de nuestro pueblo”….
    Conclusión… “ajo y agua”… y a tragar con “el envoltorio” hasta el 6 de Enero de 2013… imagino!!!
    Ahora saldrá por aquí algún “pelota”, de los que empiezan a describir la tiranía del anterior consistorio… Que éra así…, no lo discuto, pero, vuelvo a repetir, lo que con motivo de otras polémicas habidas durante el último año y medio… que, no se puede haber criticado tanto determinadas actitudes… para ahora “calcarlas”….

    Así que… nuevamente, a aplicarse el refrán
    “DIME DE QUÉ PRESUMES…. Y TE DIRÉ DE QUÉ CARECES…”
    … y, “hasta aquí puedo leer…” jaja y ja… (me río por no “llorar”…)

  2. Quiero felicitar, sin asomo alguno de ironía, a quien haya puesto el titular de la noticia. Y es que, en efecto, todo queda en un pueril intento donde el argumento más consistente parece ser que en la ciudad de Madrid también se hacen mal las cosas.
    Mal de muchos, consuelo de vecinistas.

  3. Mal, muy mal; craso error de la autoridad, eso no debe hacerse con ningún monumento, es una actitud estúpida y propia de mentes perversas: cero de calificación; saludos fraternos desde México y mi solidaridad con los torrelodonenses inconformes con esta villanía

  4. Sorprendente y delirante la explicación. Entiendo que el operario que realizaba los taladros distinguía perfectamente los “sillares de la época Omeya” de aquellos reconstruidos “recientemente” hace 6 ó 10 siglos. ¡Si que estaba cualificado el operario!

  5. Sea una reconstrucción idealizada o una atalaya omeya, lo que no cabe duda es que se trata del monumento emblemático de Torrelodones, y una de las señas de identidad de la comarca. Taparlo es una aberración cultural sin igual, sobre todo cuando el resultado estético de la operación es tan chusco y desafortunado. ¿Es eso lo más brillante que se les ha ocurrido a las mentes ‘pensantes’ de su Ayuntamiento? Pues qué preocupante estar en manos de gente así. Saludos. Y que alguien retire eso ya, porque el gasto económico ya no variará pero, al menos, el pueblo no pasará a la historia por una tropelía como esta.

  6. Si la intención del Ayuntamiento era “que la Torre sufriera las menores agresiones posibles” ¿Por qué la agreden?

  7. Y como se ve desde la carretera?,consigue el efecto ideado?.
    Desde lejos queda bien.Las fotos son incisivas.demasiado aproximadas.
    Pienso que el ayuntamiento estudiaria el proyecto y lo aprobaria con las garantias suficientes.
    Hay opiniones para todos los gustos,no?
    Desde la carretera vi la ejecucion del ‘regalito’,imagino como lo han pasado los trabajadores que han realizado la obra..
    Trabajo peligroso y expuesto(frio,viento).

  8. Qué panda! entre “transladar” y agradecer se les va pasando el tiempo. El titular de la noticia no puede ser más acertado: “intenta”. Un rollo más, al que nos tiene acostumbrados, del concejal de comunicación.
    ¡Qué aburrimiento!. Paso a paso se van a quedar en PxT (peñazo por Torrelodones)

  9. Lo malo no es
    que sea feo…que lo es para aburrir, lo malo es que ha costado un montón (por muchas cosas, no solo la instalacion de la lona roja y lacitto blanco, también publicidad en las teles de la torre de rojo) se está rompiendo ya, cosa de la que me alegro, aunque nos haya costado a “TODOS UN DINERAL”.

  10. Domingo 16 y esa lona roja sigue tapando la torre. Acabo de pasar por la A6, ya de noche, y no estaba ni iluminada. Se ve (apenas) como un edificio en obras al que le hayan colocado un andamiaje y un plástico para evitar la caida de cascotes. Qué desastre y qué atropello cultural. Que el Ayto. de Torrelodones sea el responsable de este bien colectivo no quiere decir que pueda hacer con él lo que quiera. ¿Cuánto habrá costado semejante desmán? ¿No podrían haber puesto la estrella de otros años y destinar el dinero a algo más útil?

  11. Yo ya he empezado a oir cifras. 18.000 euros + IVA que así no hay que convocar concurso…

    Lo mejor de todo, la opinión del concejal de comunicación en facebook: si no funciona, al menos lo hemos intentado… Claro, como no es su dinero, basta con intentarlo, si fuese suyo, a despedir al incompetente. Que falta de responsabilidad de los VxT y eso que venían a salvarnos,.. Quizás al menos una disculpa estaría bien…

    Creo que se debía abrir una porra para ver si llega a Nochebuena o se rompe antes. Yo apuesto que no llega a la lotería.

  12. Esta campaña del lacito -que en “El país” del pasado domingo se nos aclaraba que “lejos de ser una gamberrada, es el resultado de una iniciativa del Ayuntamiento, regido por Elena Biurrun, de la formación política Vecinos por Torrelodones” (artículo escrito por un tal “Tono Calleja”; se juro, el plumilla firma “Tono”; después del artículo creo que ya puede firmar como Antoñito)- es digna continuación de esa otra que alegra nuestras calles y que nos muestra en un fascinante primer plano un hermoso excremento canino (como no soy vecinista me da un poco de apuro denominarla de otro modo).
    ¡Qué buen gusto! Me sorprendería que en fecha próxima no compitamos con Roma y Florencia como referentes del turismo cultural.
    Excuso hacerles partícipes de la idea que se me ha ocurrido con el lacito, el excremento y el equipo de gobierno.

  13. Me parece una cosa totalmente fuera de lugar, que seguro que ha costado muchos miles de euros y que lo único que sirve es para intentar salir en los medios de comunicación. La obsesón de este Ayuntamiento por salir en los medios es verdadreamente preocupante.

  14. Como vecino de Torrelodones creó que desde el Ayuntamiento se han equivocado con esta decisión. No solo porque no han pedido ningún tipo de opinión ni permiso a otros grupos del ayuntamiento ni a vecinos, sino porque en mi opinión queda bastante feo. Es verdad que hasta ahora han hecho todo estupendamente y eso hay que aplaudírselo, pero las quejas hacia lo que no hacen bien ayudan en su trabajo a mejorar.
    Lo de envolver la torre para regalo es una iniciativa que pretende fomentar a toda la gente que pasa por la A6 a entrar en Torrelodones y conocerlo, el claim de la campaña que han puesto por el municipio es “Regala Torrelodones”, y me parece que aunque no es el medio más correcto envolver la torre, si de verdad da sus frutos, bienvenida sea.
    En cuanto a lo de haber “taladrado la torre” me parece un poco exagerado hablar en esos términos, ya que sí es cierto que la torre data del siglo IX-X, pero la gran mayoría de sus piedras actuales están ahí por una reconstrucción de 1928 que poco tiene de artística. Además se trata de tornillos de no más de 15 cm de largo en sillares de granito que son muchísimo más grandes.
    No creo que se le deba dar el eco que se le está dando a este asunto, fuera de los límites de los vecinos que podemos ser los más afectados por el tema de que no nos hayan consultado la decisión. En cuanto a lo de la multa a la que se enfrenta el ayuntamiento espero que no salga adelante ya que iría todo de las arcas municipales.
    Para la siguiente a ver si no se cuelan, por lo demás me parece que están haciendo un genial trabajo los Vecinos Por Torrelodones y eso también hay que reconocérselo, ya que suenan siempre más las noticias negativas que las positivas. Esperemos que aún habiendo este revuelo, la gente pare a tomarse algo en nuestros bares, a darse un paseo por los parques y zonas de campo, etc.
    Un saludo

Responder a Ignacio Cancelar respuesta