Se reiteran los atropellos en un paso para peatones de Torrelodones

0

En la llamada rotonda del “Dedo gordo” de Torrelodones, existe un paso de cebra en el que se reiteran los atropellos, ante la pasividad de las autoridades responsables. No es el único “punto negro” peatonal del municipio, advierten los vecinos.

En el paso de cebra que aparece en las imágenes, tenemos constancia de al menos tres atropellos, aunque seguramente el número sea mayor. El último, el pasado jueves.

El pasado jueves Protección Civil de Torrelodones realizó la primera asistencia hasta la llegada de la ambulancia de Cruz Roja en un accidente en el lugar referido, según informó en su cuenta de Twitter:

Como respuesta a los comentarios de dos vecinas que ponen de manifiesto la peligrosidad del paso donde se produjo el accidente, la alcaldesa, Elena Biurrun, contestó desde su cuenta personal, desviando la responsabilidad hacia el Ministerio de Fomento: «Vamos a tratar de iluminarlo mejor pero poco más podemos hacer ya que @fomentogob no autoriza pasos elevados por las quitanieves», escribió en el primer tuit. En otro añadió «Tampoco autoriza semáforo. La velocidad máxima está señalizada. No hay muchas opciones», y cerró el mensaje con el emoticono de “carita triste”.

Paloma, una de las vecinas que había comentado, preguntó: «¿Y vigilancia policial en horas punta escolares? Ya le digo que yo solo paso por ahí los lunes y es un horror cómo van los coches. Gracias!». A lo que la alcaldesa le responde: «Hablo con jefatura de policía. Gracias a ti:)».

Al ver la imagen publicada por Protección Civil, inmediatamente recordamos que hace casi tres años, en ese mismo punto, hubo otro accidente similar; pero por la noche. ¿Sería aquel el primero? No lo sabemos. Pero es evidente que no ha sido el último en ese paso. Al del pasado jueves, hay que añadir al menos otro ocurrido hace un par de meses, en el que también intervinieron los servicios de emergencias.

Comparando las imágenes, todo sigue igual que cuando el atropello de hace 3 años. Ni se ha iluminado ni se ha señalizado mejor. «No hay muchas opciones», lamenta la Alcaldesa. Tal vez, en el próximo congreso de la “Red de Ciudades que Caminan” se pueda plantear el reto a los presentes, y ofrecer un premio a quien se le ocurra alguna opción —como se le ocurrió a Paloma— para intentar evitar que se sigan atropellando peatones en ese mismo lugar.

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...