La residencia de la que desapareció Satur emite un comunicado

2

residencia-los-penascalesLa residencia geriátrica “Los Peñascales” de Torrelodones, «puntualiza algunas cuestiones» sobre la desaparición de Saturnino Garzas, en un comunicado emitido hoy 12 de enero, que se reproduce a continuación.

«En relación a las noticias publicadas sobre la desaparición de Saturnino Garzas el pasado día 26 de diciembre en Torrelodones, el centro de la tercera edad donde residía, Los Peñascales, manifiesta que:

  • Lamentamos profundamente la desaparición de Saturnino Garzas y colaboramos activamente con la Guardia Civil y la Policía Local de Torrelodones para que pueda aparecer lo antes posible. “Es la primera vez que nos enfrentamos a algo así en nuestros 24 años de historia. Desde el mismo momento que tuvimos conocimiento de su desaparición comenzamos la búsqueda y pusimos en marcha el protocolo de actuación establecido para estos casos”, afirma la directora de la Residencia Los Peñascales, María Jesús González. Y añade: “Durante los primeros días movilizamos a nuestros trabajadores y familiares de trabajadores en la búsqueda de Saturnino Garzas en la zona de Los Peñascales, Las Matas y de Las Rozas pero al no tener resultados positivos decidimos dejar el peso de la investigación en manos de las fuerzas de seguridad del Estado”.
  • También queremos dejar claro que cumplimos con todas las medidas de seguridad habituales en una residencia de la tercera edad de esta naturaleza. En este sentido, queremos destacar que éste no es un centro psiquiátrico ni un centro penitenciario y, por lo tanto, si una persona se empeña en escapar, lo más probable es que acabe de escapándose.
  • Saturnino Garzas ingresó en la residencia Los Peñascales el pasado 17 diciembre y en ningún momento se informó al centro ni al facultativo que lo atendió que tuviese tendencia a la fuga o se hubiese intentado escapar de algún sitio. Tampoco se puso en conocimiento del centro que debiera utilizar algún dispositivo de localización GPS.
  • Al día siguiente, el día 18 de diciembre, una trabajadora del centro encontró a Saturnino Garzas encaramado a la tapia perimetral de la residencia. Ante esta situación tan extraordinaria se acordó el traslado inmediato a la primera planta del centro, una zona de seguridad vigilada donde se ubican a aquellos residentes que necesitan una mayor atención, bien por ser dependiente, por estar agitado o porque tenga tendencia a la fuga como parece que era el caso.
  • Finalmente queremos mostrar nuestra más honda preocupación por este suceso y desde aquí queremos ofrecer todo nuestro apoyo a la familia y a todas aquellas personas que estén sufriendo esta situación.

 

Polémica en cuanto a cómo salió Satur de la Residencia ¿Saltó una valla o había una puerta abierta?

Al margen de la preocupación general por encontrar a Satur, se ha generado polémica en relación a dos asuntos. Por un lado, la familia del desaparecido asegura que el día de su llegada ofrecieron a la Residencia dejar a Saturnino puesto el cinturón con un dispositivo GPS que para el caso de que se perdiese, les suministró gratuitamente la Cruz Roja, y que utilizaba desde hacía 3 años. En esa oportunidad, y en otra posterior (cuando perdieron de vista a Satur y finalmente lo encontraron en la misma residencia), los hijos de Satur y su mujer, dicen haber ofrecido nuevamente el dispositivo; pero afirman que en la residencia les volvieron a decir que «no era necesario».

Por otro lado, desde la residencia insinúan que Satur saltó una valla, ya que la puerta por donde podría haber salido, afirman que está siempre cerrada. Los familiares no creen posible que en su estado pudiese haber saltado, ya que requiere ayuda para superar obstáculos mucho menores, y además recientemente había sido operado de una hernia inglinal.

En el grupo de Facebook “Buscamos a Satur”, que ya ha superado los 4070 miembros, algunos comentarios apuntalan la teoría de la familia. En este sentido, Ignacio M.R., el conductor que llevaba al otro centro a Saturnino, dice: «Veo imposible qué se pudiera saltar por ahí, lo veo casi imposible, no tenía la agilidad suficiente para eso incluso para subir al autobús le teníamos que echar una mano para que Saturnino no cayera, y el GPS lo tenia siempre puesto».

Rocío G.G. de una residencia donde estuvo Saturnino anteriormente, tampoco cree que Satur tuviese agilidad para saltar, y asegura que siempre llevaba el GPS. En el mismo sentido se expresan Sonia R y Josabel R., auxiliar y enfermera que asistieron a Saturnino en un Centro de Día. Josabel asegura que «es imposible que Satur saltara por donde dicen los directivos de esa residencia», y que a ellos —la residencia anterior—, la mujer de Saturnino les informó que su marido llevaba el GPS.

En el mencionado grupo de Facebook hay varias personas que aseguran también haber encontrado la puerta abierta en distintas oportunidades.

 

El sábado a las 10 horas habrá un dispositivo masivo de búsqueda en Las Matas

Una pista a la que la Guardia Civil y la familia dan credibilidad, sitúa a Satur en las inmediaciones de la estación de Cercanías de Las Matas, el mismo día de su desaparición, 26 de diciembre. Por esta razón, se está coordinando un dispositivo para buscar en El Garzo, una finca pública de enormes dimensiones de Las Matas. Asistirá mucha gente, entre profesionales y voluntarios, que se encontrarán el sábado 14 de enero a las 10 de la mañana en la Biblioteca Municipal de Las Matas, desde donde partirán los equipos de búsqueda. La biblioteca se encuentra muy cerca y en la misma calle que la estación de Cercanías “Las Matas”.

2 Comentarios

  1. Pero q cara más dura tiene la señora directora. Osea no les informan q puede tener riesgo a fuga y luego ponen q le suben a la primera planta para tenerle más vigilado. SINVERGUENZAS

  2. Conozco a la familia desde hace muchos años. No conozco, salvo por sus contradictorias palabras, a la directora de la residencia, pero por lo que dice (ya era hora de que hablase) demuestra un intento de tirar balones fuera. Lamentablemente, el que está fuera de donde debiera es Saturnino, y con él, su familia, que imagino está soportando ADEMÁS las vergonzantes insinuaciones de la que, espero por poco tiempo, es hasta hoy directora de una residencia. Me da igual cómo y por dónde se fue. LE DEJÓ IR la incompetencia de alguien de quien es responsable quien dirige ese lugar. Estaré el sábado en la búsqueda de mi querido vecino y amigo Satur.

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...