Satisfacción del gobierno de Galapagar por la aprobación de las nuevas normas urbanísticas

0

rueda-prensa-normas-urbanisticas-galapagarCon el apoyo de los grupos PP y PSOE, se ha logrado actualizar unas normas que databan de 1976 y permitirán mejorar la estética, la accesibilidad y favorecer la implantación de pequeñas y medianas empresas en el municipio. El alcalde de Galapagar ha calificado de “hecho histórico” a la aprobación provisional en Pleno de las nuevas normas urbanísticas.

Por primera vez, en la historia de la localidad, se han aprobado en sesión plenaria unas normas urbanísticas, ya que las últimas databan de 1976 y fueron aprobadas por la Comunidad de Madrid. El acalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz, calificó el hecho hoy en rueda de prensa, como «un hecho histórico que va a suponer un antes y después en la localidad, que va a acabar con los desmanes urbanísticos que han ocurrido en las últimas décadas».

El principal objetivo de esta medida es beneficiar a los vecinos de la localidad y muy especialmente a pequeños empresarios y autónomos que van a poder desarrollar su actividad con seguridad jurídica y dando cabida a la implantación de nuevos sectores que hasta ahora no estaban contemplados en algunas zonas de la localidad. Además, estas nuevas normas permitirán mejorar la estética y la accesibilidad en el municipio.

En el pasado Pleno ordinario correspondiente al mes de noviembre, se ha debatido la aprobación provisional de la modificación puntual de las normas subsidiarias de suelo urbano de Galapagar, y el punto salió adelante gracias a la mayoría absoluta lograda con los votos a favor del gobierno municipal del Partido Popular, junto a los votos del Partido Socialista; frente a los votos en contra de Ciudadanos, Cambiemos Galapagar, Galapagar en Común-IU y la Concejal no adscrita.

 

Qué supone esta modificación puntual de las normas

Este texto ha sido elaborado por los técnicos municipales, sin tinte político alguno, y cuenta con el beneplácito y los informes favorables de todos los estamentos que han informado, incluida la Comunidad de Madrid. Supone una recopilación en un solo documento de todas las normas y pequeñas modificaciones puntuales que se han llevado a cabo en los últimos 40 años. «Un documento que será especialmente valioso y práctico para el trabajo diario de los técnicos municipales y que beneficiará a los vecinos a la hora de poder consultarlo y conocer directamente las normas por las que se rige urbanísticamente su municipio», aseguran desde el Consistorio.

Al mismo tiempo, este documento supone la actualización de las normas, acordes al siglo XXI y a una población de más de 30.000 habitantes. Galapagar contará así con unas normas renovadas, frente a las obsoletas normas que, por ejemplo, dejaban en un limbo legal a empresas del municipio que se han creado en los últimos 40 años, como ocurre con las residencias de ancianos o las escuelas infantiles.

 

Qué modificaciones contemplan estas nuevas normas

A la hora de explicar las modificaciones que conllevan estas normas, el Alcalde de Galapagar hace especial hincapié en el hecho de que estas normas modifican los usos pero no la clasificaciones del suelo. Es decir, con estas nuevas normas no se permitirá un metro cuadrado más, ni una sola vivienda más en el suelo urbano de Galapagar, de lo contemplado en las normas de 1976.

Lo que sí contemplan las nuevas normas es una modificación de los usos, lo que «permitirá la implantación de pequeñas y medianas empresas en la localidad que hasta ahora no estaban contempladas en zona residencial, permitiendo con ello la generación de empresas en el municipio con el consiguiente fomento del empleo y la generación de riqueza para el municipio», afirman desde el Ayuntamiento.

 

Cuáles serán los nuevos requisitos en materia urbanística

Lo que pretende esencialmente el gobierno municipal de Daniel Pérez Muñoz es «mejorar la estética y la accesibilidad de Galapagar y para ello se establecen unas normas más exigentes para las nuevas construcciones, con el fin de evitar el desorden propiciado en el pasado».

Claros ejemplos de esta normativa más estricta son:

  • la obligatoriedad para nuevos acerados de dejar un espacio mínimo de 1,20 metros libres de obstáculos
  • la obligatoriedad en las nuevas construcciones de establecer 1,5 plazas de garaje para pisos menores de 100m2 y dos plazas para los de mayor dimensión.
  • En lo que a ornamentación urbanística se refiere, se restringirá el uso de ladrillo visto en las fachadas, que tanto ha desmejorado la imagen del casco urbano de la localidad, y se favorecerá la piedra granítica o los acabados con materiales de imitación a la madera.
  • Finalmente, también destaca la regularización en materia de alineaciones y rasantes. Galapagar no contaba con un plano de retranqueo para regular la alineación de calles y los rasantes en la altura de las edificaciones y ello ha provocado la imagen desigual y desordenada que ofrece el casco urbano.

 

Próximos pasos

Tras está aprobación provisional de la modificación puntual de las normas subsidiarias, el texto será remitido para su aprobación en el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...