Hoy manifestación contra política urbanística de VxT y, Congreso Ciudades que Caminan

1

Imagen satírica que circula en las redes, basada en un cartel del ayuntamiento promocionando el Congreso Ciudades que Caminan 2016 que se celebra en TorrelodonesEste jueves 13 de octubre a las 11:00 horas, comerciantes y vecinos se manifestarán en la Plaza del Ayuntamiento de Torrelodones, contra la política urbanística del gobierno municipal de Vecinos por Torrelodones; que está «llevando a la ruina» a los primeros, y complicando a los segundos. También este jueves y en la misma plaza, pero a las 18:00 h, se iniciará una «Visita técnica y taller»; primer punto del programa del “Congreso Ciudades que Caminan 2016”; que —paradójicamente— tendrá lugar en Torrelodones durante este jueves y viernes,

«Qué lástima no haber podido llegar a un acuerdo con este ayuntamiento, porque los comerciantes y vecinos estábamos muy dispuestos a buscar soluciones», expresan desde la Asociación de Comerciantes de la calle Los Ángeles, al asegurar que «irremediablemente» se manifestarán este jueves, «después de diversas reuniones desde marzo, en las que no hemos recibido nada más que insultos y descalificaciones». Lo harán a pesar de que el Ayuntamiento ha amenazado con que, en caso de manifestarse hoy, desconvocarán la próxima reunión, prevista para el 20 de octubre. «Si eso no son coacciones y chantaje…», consideran los comerciantes.

El gobierno de Vecinos por Torrelodones parece obcecado en convertir a Torrelodones en una «ciudad que camina», cometido harto difícil, en un municipio con el grueso de su población viviendo en urbanizaciones dispersas y alejadas del casco urbano.

Quizás con la esperanza de obtener el Premio “Ciudad que Camina 2016” que se entrega este viernes durante el Congreso, han pisado el acelerador de las obras para fabricar aceras. Tal vez por las prisas, o por no tener un proyecto suficientemente elaborado, se ven muchas «chapuzas».

bolardo-machacadoAl parecer, con la meta de ser una verdadera “Ciudad que camina”, han ensanchado exageradamente las aceras convencionales y han inventado otras, simplemente pintando el pavimento de color y colocando a modo de señalización unos bolardos verdes. Los bolardos, más propios de autopistas que de un pueblo señorial, han causado malestar en algunos vecinos que manifiestan que se «han cargado algunas de las calles más bonitas del pueblo». Bolardos que en muchos casos, a pesar del poco tiempo que llevan, ya se ven en un estado lamentable, o directamente han desaparecido. Lo peor es que en todo este proceso, han eliminando un elevado número de plazas de aparcamiento y han cambiado de dirección tradicionales calles del centro urbano, complicando la circulación y el acceso a muchos comercios.

No es posible obligar a un vecino de La Berzosilla, El Gasco o Peñascales —por ejemplo—, a que acuda andando a comprar en una tienda o tomar el aperitivo en el Pueblo. Por muy deportista que ese vecino sea, difícilmente tenga tiempo suficiente para hacer el trayecto a pie. Estos y muchos otros vecinos —de Torrelodones y de otros municipios— han dejado de realizar sus compras en el pequeño comercio local, debido a las complicaciones para circular y aparcar que trae aparejada la política urbanística municipal.

Los comerciantes y hosteleros están desesperados por la bajada en su facturación debido a la pérdida de clientes que no pueden acceder en coche. Pero el cabreo es compartido, ya que los clientes también están molestos al no poder realizar las compras o acceder a los sitios a los que acudían desde hace años; décadas, quizás. La alternativa es dirigirse a grandes superficies o comercios de otras localidades cercanas, donde puedan aparcar.

bolardos-desubicados-torrelodonesEl pasado 28 de septiembre, tras haber mantenido una reunión con la Alcaldesa de Torrelodones, Elena Biurrun, y con su marido; el concejal de Urbanismo, Santiago Fernández Muñoz; entre otros ediles; los comerciantes salieron decepcionados y dolidos, al encontrar «prepotencia y menosprecio a su trabajo», en vez de soluciones al problema que les ha generado el propio Ayuntamiento.

Seguramente los asistentes al “Congreso Ciudades que Caminan 2016” puedan sacar una enseñanza positiva de la nefasta experiencia de Torrelodones; y quizás, antes de acometer intervenciones urbanísticas de gran calado en sus pueblos o ciudades; se detengan a escuchar a todos los colectivos que serán afectados, para luego elaborar un proyecto a conciencia, a fin de no llevarse por delante a los vecinos y al comercio local, que —se supone— los gobiernos pretenden beneficiar.

senales-pavimento-confusas«Para los que hemos pasado una crisis sacando adelante un pequeño comercio, con ilusión, esfuerzo, y muchas veces pidiendo ayuda a los nuestros. Y de repente, los que se supone que han de ayudarte (Ayuntamiento) van y te ponen la zancadilla. Es muy duro ver que un negocio cierra. Detrás de esto siempre hay una tragedia. No permitamos que esto pase. Torrelodones necesita sus comercios», expresan los convocantes a la manifestación en Facebook.
.

manifestacion-torrelodones-13-10-2016

1 Comentario

  1. Lo que crece sin cesar en Torrelodones son las plazas de aparcamiento reservadas a los concejales en plena zona de comercios. Debido a ello los vecinos no pueden llevar el coche a la compra diaria. Y los concejales compran mayoritariamente en el Carrefour de Las Rozas, donde nadie les conoce y pueden echar al carrito los durex tranquilamente. El que haya visto a un concejal de Torrelodones desplazarse al ayuntamiento en transporte público, que levante la mano… Nadie ¿no?

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...