UPyD: «¿Dónde puedo estudiar en Torrelodones?»

0

Graduación de los alumnos de 2º de Bachillerato del IES Diego Velázquez (Foto de Archivo)Estamos finalizando el periodo de exámenes correspondientes al primer cuatrimeste para los universitarios y en breve comenzarán los del segundo curso de Bachillerato. Según un artículo de UPyD Torrelodones, las infraestructuras actualmente dispuestas para el estudio de los jóvenes no son suficientes, y por ello propone soluciones. Se reproduce a continuación, el artículo completo de la delegación de UPyD en el municipio.

 

 

¿Dónde puedo estudiar en Torrelodones?

Uno no tiene más que preguntar a un par de jóvenes torresanos acerca de qué cosas cambiarían de su municipio, y lo primero de lo que hablan es de la Biblioteca. Y es que con una población de 22.838 habitantes según el INE en el año 2014, un alumnado de 445 en Bachillerato tan sólo por parte de Instituto Diego Velázquez y sin contar con el número de estudiantes de Educación Secundaria, ni por supuesto, de los otros dos grandes colegios de Torrelodones: El Peñalar y el colegio San Ignacio de Loyola, parece que 68 plazas para el estudio en la Biblioteca de la zona pueblo “D. José Vicente Muñoz”, es algo que no se corresponde con las necesidades de un pueblo como el que habitamos. Las cifras no encajan.

Y es que, y siendo extremadamente conservadores, habremos de tener unos 1.000 alumnos en la fase de Bachillerato, para los cuales disponemos de 68 plazas de estudio en nuestras bibliotecas. Con lo que cada plaza correspondería a unos 15 estudiantes de bachillerato.

Asimismo, la que siempre había sido, aunque deficitaria, la Biblioteca de la Casa de la Cultura en Torrelodones colonia, ahora se denomina “sala de lectura”, a la que ningún estudiante de Secundaria o Bachillerato se plantea ir, ya que se identifica con el lugar de encuentro de padres e hijos para hacer deberes a lo largo de la tarde. Algo fácil de comprobar consultando el horario de la misma y viendo rápidamente su instalación. Una “sala de lectura” que abre a las doce de la mañana.

En los últimos tiempos se han llevado a cabo ciertas reformas que resultaban más que necesarias desde hace años como han sido la división de la zona infantil y de la zona adultos en la Biblioteca del pueblo –reforma que se hizo en plena fase de exámenes sin ofrecer alternativa alguna- y ahora parece haber implantado un nuevo catálogo web que permite ojear los fondos de la Biblioteca y renovar libros online. También sabemos que se ha ampliado el horario durante periodos de exámenes pero, aun así, ¿no se considera necesaria una ligera reforma que se tome en serio el tema de los estudiantes?

Que los jóvenes estudiantes de Torrelodones cuenten habitualmente con la necesidad de irse a estudiar a otro municipio, no es algo que hable positivamente de las infraestructuras ni, a fin de cuentas, de las facilidades para el estudio por parte de su clase política. Se habla mucho de cuenta cuentos, de actividades infantiles, del nuevo “pedí bus” que acompaña a los niños desde el colegio a casa con el seguimiento de un monitor y que pagamos todos, pero ¿y los jóvenes? ¿Qué grandes reformas se han hecho para favorecer el estudio de los mismos? ¿Cuánto dinero público se ha destinado a ellos en los últimos años?

Nos parece bien que se estén desarrollando proyectos como el catálogo 2.0, noticia que encontramos en distintas revistas torresanas, y en el momento en el que uno busca más noticias de la Biblioteca, se encuentra con la grata sorpresa de que tan sólo se habla de las Bibliotecas de otros municipios: una nueva biblioteca en Galapagar, la implantación del libro electrónico en la Biblioteca “León Tolstoi” de Las Rozas, etc. ¿Acaso no parece que se nos estuviera animando a irnos a estudiar fuera de nuestro pueblo?.

Fomentar el cuidado de la infancia es algo maravilloso. Fomentar el ocio y la reforma, también. Pero un municipio en el que las facilidades para la educación se encuentran a la cola de las restantes, abandona a nuestros hijos a medio camino, justo en el momento en el que han de decidir en qué tipo de personas quieren convertirse y en qué líneas quieren formarse. Y es precisamente por esto por lo que, desde UPyD Torrelodones, queremos plantear algunas posibilidades para mejorar esta situación.

Así, de un lado hemos observado que algunas infraestructuras que podrían usarse para mejorar este déficit como es el caso de la “La Solana” en Torrelodones colonia o el edificio “Torreforum” frente a la urbanización de “Las Marías”, cuentan con un espacio suficiente para lo que supondría, habilitar una zona de estudio o Biblioteca pública.

Ambos edificios cuentan con espacios, zona de parking, y una ubicación que permitiría a nuestros jóvenes poder quedarse a estudiar en Torrelodones como una opción habitual. De este modo, se ahorraría en presupuesto, ya que no habría que construir un edificio nuevo, sino tan sólo habilitar un espacio ya existente. De otro lado se daría la posibilidad, tanto de estudiar allí, como de promover las diversas actividades culturales y posibilidades que, como en el caso de “La Solana” se nos ofrecen. Haciendo de Torrelodones, un municipio más comprometido con el presente y futuro de sus ciudadanos, tanto dentro, como fuera de sus calles.

 

Teresa Díez Garrido

María Herrero Fabuel

UPyD Torrelodones

Print Friendly, PDF & Email

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...