El peligro de los cables eléctricos aéreos y los árboles

0

Protección Civil, los primeros en acudir al avisoAyer domingo al mediodía, un vecino de la colonia de Torrelodones informó a los servicios de emergencia que un cable del tendido eléctrico estaba en contacto con ramas de árboles, generándose chispazos y explosiones.

Los primeros en llegar a la zona fueron los miembros de Protección Civil de Torrelodones, a quienes la persona que dio aviso les indicó el lugar exacto, junto al número 4 de la calle San Genaro, en la colonia. «Al pasar sonó como un disparo», comentó este vecino, en relación a una de las explosiones. Protección Civil cortó la calle y con gran rapidez llegaron dos dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid. También acudió una patrulla de la Guardia Civil de Torrelodones.

Se dio aviso a la empresa distribuidora de electricidad para que acudiera y cortara el suministro eléctrico del cable afectado. Pero tras una muy prolongada espera, injustificable ante el aviso de una emergencia, los Bomberos decidieron actuar.

Protección Civil de Torrelodones y Bomberos de la Comunidad de MadridAdecuadamente aislados (sobre una plataforma de goma), subieron en el elevador de uno de los camiones, para medir el voltaje de los cables  con un instrumento especial para ello, determinando que eran de baja tensión. Desde el elevador, procedieron a podar cuidadosamente las ramas en contacto con el cable. Entre Bomberos y Protección Civil recogieron las ramas que habían cortado. Cuando por fin llegaron los enviados por la compañía de distribución eléctrica, el trabajo estaba finalizado; sólo quedaba hacer el informe para que la compañía cambiase el cable.

El pasado mes de marzo, informamos de la lamentable muerte por electrocución, de un trabajador cuando podaba un árbol en las proximidades de un cable de “alta tensión”. Aunque era cuidadoso en su trabajo, no tuvo en cuenta —seguramente por desconocimiento— que no es necesario tocar un cable de alta tensión para electrocutarse.

Nosotros tampoco lo sabíamos, pero el riesgo de las descargas eléctricas de las líneas eléctricas puede ser por contacto directo, indirecto (tocar un elemento conductor que por error o defecto está en contacto con la tensión); o simplemente por exposición al “arco eléctrico”, al aproximarnos excesivamente con algún instrumento.

Los Bomberos miden la tensión de la líneaEn Torrelodones y Galapagar (suponemos que en otros municipios también), es frecuente ver que los árboles crecen y llegan a tocar las líneas aéreas eléctricas, incluso las de media y alta tensión. Además de que los propietarios de los árboles deberían evitar que esto ocurra, incluso tomando la precaución de plantar los árboles a una distancia prudente, y avisando cuando se aproximan a los cables; seguramente sería aconsejable que los ayuntamientos inspeccionaran con cierta frecuencia el tendido eléctrico para detectar peligros de este tipo, o exigir que las compañías eléctricas lo hagan.

 

Los expertos aconsejan tomar —entre otras— las siguientes medidas de seguridad:

  • Recuerde a sus hijos que eviten acercarse a los árboles que están cerca o en contacto con cables eléctricos ya que podrían estar energizados y ser peligrosos.
  • No instalar una hamaca o casita en un árbol cerca de los cables de alta tensión.
  • Nunca deje sus escaleras apoyadas en árboles que están cerca o en contacto con cables de alta tensión.

Los Bomberos podan con motosierra

  • «Ante la duda, siempre hay que asumir que es una línea eléctrica y por tanto que tiene tensión eléctrica. Nunca se deben realizar las siguientes actividades en las proximidades de una línea eléctrica: Volar cometas, Montar o transportar andamios y escaleras, Subir a los postes, Usar cañas de pescar, Montar tiendas de campaña o carpas, Practicar deportes de vuelo (parapente, globos aerostáticos, etcétera), Lanzar algún objeto a cualquier elemento de la línea, Levantar el remolque de un camión», expresa Iberdrola Distribución en su sitio web.
  • «Si en algún momento se observa que algún animal u objeto ha entrado en contacto con una línea, debe comunicarse la situación a Iberdrola Distribución Eléctrica a través del teléfono 900 17 11 71 para que técnicos acudan a retirarlo. En caso de que se vea afectada una persona es necesario llamar primero al teléfono de emergencias 112», añade la compañía.

 

 

Rama "chamuscada" por el contacto con el cablePrecauciones para evitar sufrir una descarga eléctrica al podar o talar árboles

La distancia mínima de seguridad desde la parte más alejada del cuerpo o de la herramienta que el trabajador sostenga, será como mínimo:

Tensión de la línea          Zona de Prohibición

  • Hasta 66 kV  (Media)                   3 m.
  • De 66 kV a 220 kV (Alta)            5 m.
  • Más de 220 kV (Muy Alta)         7 m.

Los expertos aconsejan que cuando llueva o haya un ambiente húmedo se aumenten las distancias de seguridad.

Poda de árbol en contacto con el tendido eléctricoIberdrola publica las recomendaciones del cuadro de más abajo, que deben considerarse antes de podar o talar en las proximidades de una instalación eléctrica. Al realizar talas o podas, se debe avisar previamente a la empresa distribuidora. IBERDROLA: 902 102 210, se indica en el folleto.

 

Los árboles y las líneas eléctricas (Iberdrola Distribución). Seguridad en podas y talas

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...