El Colegio San Ignacio de Torrelodones es finalista en Premio Internacional de Innovación Educativa

0

Puppet Pals Proyect - Colegio San Ignacio, Torrelodones

Puppet Pals Project” del Colegio San Ignacio de Loyola, Torrelodones (Madrid), ha sido seleccionado finalista para el Premio Fundación Telefónica de Innovación Educativa 2012, al que se han presentado más de 5.000 proyectos procedentes de centros educativos de todo el mundo.

 

propiedades-en-torrelodones

El Premio es una iniciativa internacional para reconocer el esfuerzo de los docentes que incorporan de forma eficaz las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en el aula para mejorar la calidad educativa. En el Premio pueden participar docentes de centros de educativos, en los que se imparta formación reglada a alumnos de entre 3 y 17 años.

 

El proyecto Puppet Pals presentado por Giovanni Alario, docente Responsable de Innovación del San Ignacio, es una propuesta didáctica desarrollada con alumnos de 5º de Primaria a través de una metodología basada en la creación cinematográfica y la integración de las Tics, cuya programación cumple todos los objetivos curriculares de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, Informatica, Plástica, Música y Pastoral.

 

El Colegio San Ignacio de Loyola de Torrelodones es Finalista del Premio Innovación Educativa de la Fundación Telefónica 2012Es una experiencia que nace de la “asociación” de la asignatura “Educación para la ciudadanía” y el departamento de “pastoral” del colegio, a partir de la inquietud por transmitir a los alumnos de una manera dinámica y que les implicara en primera persona los contenidos de la asignatura. Después, durante su desarrollo, se ha ido viendo la posibilidad de que se implicaran otras asignaturas, como “Plástica”, “Música”, “Informática”.

 

“¿Es posible reunir distintas asignaturas en un proyecto creativo para alumnos y profesores? Si, y lo hemos conseguido”, expresaba ilusionado Giovanni Alario al finalizar el proyecto.

 

Con el proyecto se buscaba “un ámbito para que los conocimientos implicados en cada materia fueran asimilados de manera diferente a la simple explicación de los conceptos. Los mismos alumnos, guiados en todo momento por los directores del proyecto, han tenido que implicarse en primera persona para desarrollarlo. De este modo el aprendizaje y la educación sobre los temas abordados ha salido de ellos mismos, de su propia experiencia, y no como algo exterior y ajeno a ellos”.

 

En relación con el cine, el proyecto propone una metodología novedosa. Es decir, no se trata exclusivamente de transmitir valores a través del cine, sino también de servirse del proceso de producción cinematográfica como metodología de trabajo. Esto ha abierto campos para desarrollar la propia creatividad.

 

Los creadores del proyecto -alumnos y profesores-, han tenido que involucrarse activamente en la Creación de personajes, en la Creación de historias, en el Estudio de la música, han tenido que realizar Reportajes y making-of. En cada etapa del trabajo en equipo, han ido incorporando conocimientos y asimilando conceptos de una manera activa, que no sólo les ha permitido superar el programa de las asignaturas comprendidas, sino grabar esos conceptos de una manera original, divertida y eficaz.

 

El magnífico e innovador proyecto, está perfectamente explicado en todas sus fases, incluyendo los numerosos objetivos que persigue, así como la metodología empleada, y el “producto” visible en los “cortometrajes” realizados, en este enlace. Sin dudas, el trabajo podrá ser aprovechado por centros educativos de todo el mundo, que busquen apoyarse en las una formación integral del más alto nivel entre sus alumnos.

 

Es revelador ver en los videos, la manera en que con esta metodología los niños aprenden y asimilan de una manera natural y eficaz, conceptos y valores como lo que es justo, el valor de la justicia, o la manera en que se imparte. A la vez, desarrollan su creatividad, la expresión artística, aprenden a trabajar en forma cooperativa, a emplear adecuadamente las nuevas tecnologías, entre otras muchas ventajas.

 

Haber alcanzado la categoría de “finalista” en un concurso internacional de esta magnitud, es un enorme logro, que demuestra que la apuesta constante por la “innovación” del Colegio San Ignacio de Loyola, de Torrelodones, y el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación y la formación integral de sus alumnos, lo sitúa a la vanguardia entre los colegios que pugnan por alcanzar la excelencia en la educación.

 

 

 

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...