La Junta Directiva del Ateneo de Torrelodones responde a Rafael Mulero

3

Hace unos de días, comunicábamos la sorpresiva renuncia del Presidente del Ateneo de TorrelodonesRafael Mulero Valenzuela, a su cargo en la mencionada asociación cultural, y publicábamos la carta enviada por el renunciante, comunicando los motivos de su dimisión. En respuesta a la mencionada carta, la Junta Directiva del Ateneo de Torrelodones, envía el comunicado que reproducimos textualmente a continuación:

“La junta directiva del Ateneo de Torrelodones, en reunión celebrada el pasado 9 de mayo, aprobó por unanimidad la dimisión del señor Mulero como presidente y escribe este comunicado, en respuesta a sus falsas acusaciones.

Después de unos días de silencio absoluto y de nula colaboración en las tareas del Ateneo, el pasado domingo día 6 de los presentes, don Rafael Mulero Valenzuela envió a los miembros de la junta directiva un correo electrónico al que acompañaba un extenso documento en el que, tras una serie de declaraciones, tan ajenas a la realidad como sorprendentes, comunicaba el anuncio de su dimisión.

Con posterioridad, este mismo señor ha decidido divulgar a los cuatro vientos su decisión, difundiendo una versión resumida de su carta de dimisión. Respetamos su decisión en lo que supone de ejercicio de la libertad de expresión, pero lamentamos el daño que haya podido causar a la imagen del Ateneo en aras de una fama efímera.

Por respeto a nuestros lectores nos abstenemos de comentar la imagen que nos ha dejado a los restantes miembros de la junta directiva.

Ahora bien, nos parece oportuno recordar que el pasado 11 de febrero este grupo presentó un proyecto para dirigir el Ateneo de Torrelodones. Para llevar a cabo dicho proyecto, estábamos convencidos de que era importante contar con una junta directiva plural y abierta, en la cual las decisiones se tomaran con el máximo de diálogo y de consenso, y así lo planteamos. El resto de socios apoyó nuestra candidatura y así empezamos a funcionar. Hubo que elegir a uno de nosotros como presidente, cargo que, tras algunas peripecias, recayó en el señor Mulero, como podía haber recaído en cualquier otro, ya que en todo momento nos constituimos como un grupo de trabajo horizontal sin importarnos las jerarquías.

Cuando el señor Mulero habla en su comunicado de planteamientos ideológicos en la junta directiva, no sabemos a qué se refiere, salvo que quiera poner de manifiesto que todos los miembros de la junta directiva, salvo él, creíamos en la toma democrática de decisiones, pues entendíamos —y seguimos entendiendo— que respetar la opinión de la mayoría era la forma más civilizada de resolución de controversias entre los miembros de una asociación. Lamentablemente, el criterio de la mayoría casi nunca coincidía con el del señor Mulero, lo cual le ha llevado a una situación que él no estaba dispuesto a asumir.

Queremos informar al resto de socios que la junta directiva continuará normalmente con la labor iniciada hace unos meses con la misma ilusión, y energía. Las funciones de presidente serán asumidas por la vicepresidenta, Antonella Pinto, tal como queda expresado en los estatutos del Ateneo. En concreto, en su artículo 23, con quien tanto quería el señor Mulero.

Por último, queremos poner de manifiesto nuestro pesar por la supresión del blog del Ateneo, cuyas claves controlaba en exclusiva el señor Mulero. Es verdad que el blog resultaba manifiestamente mejorable, pero también lo es que le habíamos cogido cariño porque pensábamos, erróneamente, que el blog era del Ateneo. Nuevamente constatamos la existencia de una discrepancia con el señor Mulero, para quien el blog era exclusivamente suyo. Y de nuevo ha sido imposible conseguir una resolución dialogada de la discrepancia. Con la agravante de que se ha afectado a los autores que generosamente aportaron contribuciones al blog y que ahora las han visto suprimidas en un gesto de altanera arbitrariedad.

Queremos disculparnos por este hecho lamentable ante los colaboradores y visitantes de dicho blog, y anunciar que en breve estará disponible un nuevo blog del Ateneo”.

Nota relacionada: Sorpresiva renuncia del Presidente del Ateneo de Torrelodones

3 Comentarios

  1. El presidente despechado o el blog es mío y me lo llevo.

    Sainete en un solo acto.

    Mira que ponerse en evidencia por dos minutos de gloria. Vanitas vanitatum, omnia vanitas.

  2. Ha tardado bastante en dimitir. Todo mi apoyo sr. Mulero.
    No es muy dificil saber quien esta ahi metido…plural dicen…!!!
    De plural na de na

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...