Juzgan a sospechosos de robo con violencia en un chalet de Torrelodones

0

La Sección 29ª de la Audiencia Provincial de Madrid, está celebrando desde la mañana de ayer, la vista oral del juicio contra Mohamed I., Mahmoud I., Anas B., y Yassine A. por la supuesta comisión de un delito de robo con violencia, dos de lesiones y otros dos de detención ilegal, por los cuales la Fiscalía solicita para cada de ellos veintitrés años de prisión. La vista finalizará hoy 9 de mayo. Ayer, declararon Ángel y Consuelo, las víctimas del robo con violencia en su chalet en la calle Del Enebro, en la Urbanización Los Robles, de Torrelodones.

Según consta en el documento de calificación del Ministerio Público, en la tarde del 7 de febrero de 2011, los cuatro procesados, previamente concertados y con la finalidad de obtener un ilícito beneficio económico, accedieron a la parcela de un chalet sito en la localidad de Torrelodones. Para ello saltaron la valla que circundaba la parcela, de aproximadamente dos metros de altura, y esperaron agazapados la llegada de los propietarios de la vivienda, el matrimonio formado por Ángel N. A. y Consuelo R. M.

Durante la vista, las víctimas -que a consecuencia de las agresiones sufridas están en tratamiento psicológico, necesitan medicación y tienen dificultades para conciliar el sueño- declararon desde detrás de un biombo, para no tener contacto visual con sus asaltantes.

propiedades-en-torrelodones

Cuando Consuelo accedía a la vivienda, los procesados, con sus rostros cubiertos por pasamontañas, con guantes en las manos y con vestimenta oscura, le taparon la boca con cinta adhesiva, con la que también la ataron las manos. Su marido, Ángel, que se había adelantado unos metros y ya se encontraba en el interior de la casa, regresó rápidamente a la puerta al oír sus gritos. En ese momento los procesados se abalanzaron sobre él, le redujeron y le exigieron que dijera donde se encontraban el dinero y las joyas de la casa, mientras le apuntaban con una pistola en la sien.

A continuación, arrastraron a Consuelo por el suelo hacia el interior de la vivienda y la arrancaron violetamente una pulsera y su reloj marca Rolex, mientras la golpeaban en un costado. Otros de los procesados, y tras la confesión obligada de Ángel N., se hicieron con dos sobres de dinero, con un total de 12.000 euros, que se hallaban en la caja fuerte. Además, tras registrar las habitaciones, los asaltantes cogieron un par de pendientes, una cartera de marca Loewe y 300 euros en metálico.

Finalmente, los procesados ataron con cinta adhesiva los pies, las manos y la boca del hombre, como ya habían hecho con su esposa. Llevaron a ambos a una pequeña habitación de la vivienda y cerraron su puerta, dándose a la fuga de inmediato. Minutos después, Ángel N. logró zafarse de las cintas adhesivas y llamó a su hijo por teléfono, no sin antes percatarse de que los asaltantes habían huido.

Posteriormente, en el mes de mayo del mismo año, se produjeron las detenciones. Mohamed I. se halla privado de libertad por estos hechos desde el 17 de mayo de 2011, mientras que Mahmoud I. ha estado en prisión provisional desde el 17 de mayo hasta el 22 de junio de 2011.

Durante la vista de ayer, según informan las agencias, Mahmoud, aseguró que el día de los hechos “estaba en su trabajo de cocinero en un restaurante de Torrelodones y ha negado que dos días después acompañara a su hermano Mohamed a un establecimiento de compra de oro situado en la madrileña calle de Preciados para empeñar un reloj de la marca Rolex”.

Mahmoud también negó que fueran suyos los guantes, pasamontañas, pistolas de juguete y cinta adhesiva, que encontraron en el registro de su coche. Los otros tres procesados, Mohamed, Yassine y Anas, “no recordaban dónde habían estado” el día de los hechos.

Mohamed declaró que compró el reloj de la marca Rolex a un marroquí en Villalba y se desplazó a Madrid para venderlo, mientras que Anas argumentó “que los pendientes que fueron encontrados en su casa podían ser de su madre o de su sobrina o podían estar en una bolsa que le dio un chico que vende objetos en Villalba”.

El guardia civil responsable de la investigación ha señalado que las pesquisas comenzaron después de registrarse varios hechos con un “modus operandi” similar y el empeño de objetos en establecimientos de compra de oro.

 

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...