Edificio público en Galapagar “secuestrado por un movimiento totalitario”

0

“El Gobierno de Galapagar actuará de manera contundente contra los que de manera ilegal ocupan un espacio público y, saltándose las reglas democráticas, deciden imponer su voluntad”, expresó el Ayuntamiento en relación a la ocupación del antiguo centro de salud de la localidad, que desde el sábado realiza la “Asamblea de Galapagar” del movimiento 15-M.

El proyecto ideado para el antiguo centro de salud permitirá la creación de 5 nuevos edificios de titularidad pública, permitirá la creación de puestos de trabajo y dará impulso al tejido comercial.

“El Gobierno municipal ya ha dado luz verde al proyecto del antiguo centro de salud de Galapagar que permitirá la creación de un total de 5 edificios de titularidad pública como es una Biblioteca municipal, un Centro Cívico y Social, un nuevo Consistorio, un centro comercial y un parking público. Todo ello redundará en beneficio de los galapagueños con nuevas dependencias municipales y que además permitirá la creación de numerosos puestos de trabajo e impulsará el tejido comercial de la localidad”.

“La legitimidad por lo tanto la dan las urnas y no los movimientos totalitarios que, a la fuerza e incumpliendo la ley pretender imponer su voluntad y actuar en representación de los vecinos”

“Es lo que quieren los vecinos, tal y como lo decidieron por mayoría en las elecciones del pasado 22 de mayo, avalando la gestión y los proyectos del Partido Popular. La legitimidad por lo tanto la dan las urnas y no los movimientos totalitarios que, a la fuerza e incumpliendo la ley imponen su voluntad y pretenden actuar en representación de los vecinos”, expresa el Gobierno de Galapagar.

“Ningún movimiento totalitario tiene la potestad para decidir el futuro de un equipamiento público”

Ningún movimiento totalitario tiene la potestad para decidir el futuro de un equipamiento público como es el caso del antiguo Centro de Salud de Galapagar. “La okupación es un acto ilegal que debe ser penado y vamos a actuar de forma contundente para que así sea, comenzando por interponer una denuncia por un posible delito de usurpación que derivará en el desalojo de los okupas”

Lo que han hecho estos individuos es un delito, invadiendo por la fuerza unas instalaciones públicas que no sólo no están abandonadas, sino que contienen mobiliario, medicamentos y material clínico, por todo ello, “no vamos a consentir que se salgan con la suya, es una burla a la ley y a la ciudadanía; si quieren decidir sobre el futuro de Galapagar tienen el sistema democrático a su disposición para crear una formación política, optar al gobierno municipal y dejar a la decisión de los vecinos la aceptación de sus propuestas”.

Con este tipo de actuaciones dictatoriales quienes salen perdiendo son los ciudadanos de Galapagar, que son quienes pagan con sus impuestos los gastos de luz y agua que los okupas utilizan desde el sábado y quienes ven cómo su voluntad ha sido usurpada, termina la nota del Consistorio.

Fuente: Galapagar.info

Comenta con tu nombre o mote, como quieras...